Ribó da marcha atrás y los ediles no cobrarán dos años de sueldo tras dejar el cargo

El alcalde opta por suprimir el artículo del nuevo reglamento del pleno que establecía una indemnización para el equipo de gobierno

I. DOMINGO

valencia. El alcalde de Valencia, Joan Ribó, dio marcha atrás ayer y finalmente retirará uno de los artículos del nuevo reglamento orgánico del pleno del Ayuntamiento que permitía a los concejales percibir dos años de sueldo tras abandonar sus cargos si se veían afectados por el régimen de incompatibilidades para trabajar en el sector privado.

«Lo retiramos, puede haber un malentendido. Es una traducción de una ley estatal y no entendemos tanta historia», reconoció ayer durante la inauguración de Cevisama tras ser preguntado por la modificación de la normativa municipal. Y es que el propio alcalde avanzó hace unos días que Compromís iba a presentar en la junta de portavoces semanal una propuesta de alegación para «mejorar, modificar o cambiar» este apartado ya que, a su juicio, se había malinterpretado.

Sin embargo, la propuesta que finalmente presentó Alcaldía a sus socios de gobierno, PSPV y València en Comú, en la reunión de junta de portavoces fue la de suprimir directamente uno de los apartados del artículo 8. En concreto, el punto 7 que recogía que «durante los dos años siguientes a la finalización de su mandato, a los representantes municipales que hayan ejercido su cargo con dedicación exclusiva y ostentado responsabilidades ejecutivas [...] el Ayuntamiento podrá contemplar una compensación económica durante ese periodo para aquellos que, como consecuencia del régimen de incompatibilidades, no puedan desempeñar su actividad profesional».

El PP rechaza la acusación de Ribó y dice que su alegación sólo se centraba en reforzar los controles

La indemnización durante dos años sólo afectaría a los ediles que formen parte del equipo de gobierno municipal, por lo que los grupos de la oposición quedarían excluidos. El reglamento municipal no establece las cuantías que se percibirán ya que sólo señala que «se sujetará» a los límites y condiciones de la Ley 3/2015 del Gobierno.

En este sentido, Ribó recordó que el artículo «es una traducción de una ley de incompatibilidades para evitar la 'puertas giratorias' y está contemplado en el reglamento de la Ley de Régimen Local». «Compromís va a proponer retirar el artículo porque es innecesario», apuntó al tiempo que resaltó el rechazo de su grupo al fenómeno de las 'puertas giratorias'.

El nuevo reglamento del pleno está actualmente en tramitación y sustituirá al vigente, datado en 2011. Una vez se publique el texto en el Boletín Oficial de la Provincia (BOP) se abrirá el periodo público de alegaciones, un trámite al que acudirá el grupo popular en el Ayuntamiento, como avanzó la semana pasada.

Cruce de acusaciones

Precisamente ayer Ribó recordaba que la propuesta inicial fue aceptada «sin enmienda por parte de los partidos del gobierno» junto a Compromís, «tanto PSPV como València en Comú». Respecto a la oposición, «no se presentó moción alternativa por parte de Ciudadanos» y apuntó que sí hubo «moción alternativa del PP en el sentido de ampliar esta posible indemnización no solo a concejales que tengan cargos de gobierno sino a cualquiera», algo «que no es legal».

La respuesta de los populares no tardó en llegar. «Exigimos a Ribó una rectificación inmediata de sus declaraciones porque miente descaradamente. El grupo popular nunca ha pedido que nuestros concejales pudieran cobrar tras dejar su puesto, entre otras cosas porque la ley estatal sólo habla de cargos que desempeñen una responsabilidad de gobierno», destacó el portavoz popular, Eusebio Monzó.

Así, el edil explicó que la alegación que presentaron pretendía que «para que un concejal del gobierno del Ayuntamiento pudiera acogerse a esta medida estuviera totalmente justificado que su incorporación a la vida laboral pudiera verse condicionada por la funciones de gobierno que antes desempeñara».

«Ribó ha mentido por la presión social que ha recibido los últimos días para tapar su metedura de pata al intentar blindar el sueldo de los concejales del tripartito durante dos años cuando dejen su puesto en el Ayuntamiento», añadió Monzó.

Fotos

Vídeos