Ribó garantiza cuatro años de ayudas a la entidad de las magas republicanas

El alcalde y la concejal Soriano, recibiendo a las magas tras la cabalgata de este año. /Monzó
El alcalde y la concejal Soriano, recibiendo a las magas tras la cabalgata de este año. / Monzó

El interventor cuestiona el convenio que firmará el Ayuntamiento con la Sociedad El Micalet al no quedar justificado que no haya concurso público

PACO MORENO Valencia

Cuatro años de subvenciones para la Sociedad Coral El Micalet es lo que garantizó ayer el Ayuntamiento con la aprobación en la junta de gobierno de un convenio de colaboración con dicha entidad, organizadora de la cabalgata de las magas republicanas. Al documento se le da vigencia desde el pasado año, por lo que prevé otros tres ejercicios más de ayudas, salvo que una de las dos partes renuncie con una antelación mínima de tres meses. En 2017, la entidad se llevó del dinero que reparte alcaldía 25.000 euros, además de otras cantidades provenientes al menos de una concejalía.

El apoyo del tripartito a la cabalgata de las magas (han sido recibidas siempre por el alcalde en el balcón del Consistorio) provocó críticas desde la primera edición al tener este evento sus raíces en uno celebrado en 1937 en el transcurso de la guerra civil, que derivó en un auténtico homenaje a la URSS. Además, su cercanía en 2016 a la de los Reyes Magos acrecentó las quejas.

Este año se celebró el 7 de enero, con un recorrido que partió de los jardines del Parterre y acabó en la plaza del Ayuntamiento horas más tarde, con una dilación que agravó los atascos en el entorno (primer día de rebajas). Las tres magas que representaban la igualdad, la libertas y la fraternidad marcharon en una calesa descubierta entre aplausos del público congregado, proclamas en favor en la República y algún grito aislado con lemas independentistas».

La resolución del pacto tendrá que ser comunicada con una antelación de tres meses

El convenio de colaboración deja sin fijar las cantidades para este año y los dos siguientes, para indicar que el Ayuntamiento «aprobará la addenda anual correspondiente en la que indicará las actividades y las aportaciones de las partes para su ejecución». Pese a esa circunstancia cuenta con reparos de la Intervención General, en concreto del servicio Fiscal Gastos, al señalar este departamento que «no se acredita en el expediente las razones de interés público, social, económico o humanitario u otras debidamente justificadas que dificulten su convocatoria pública».

Más claro agua, al señalar los técnicos municipales la conveniencia de celebrar un concurso para comprobar si otras entidades privadas pueden ofertar lo mismo que El Micalet. Se trata de una especie de cláusula de seguridad que introducen los técnicos para dejar negro sobre blanco que, aunque se autorice la firma del convenio, se hace con los reparos citados.

El acuerdo y las subvenciones que le acompañarán se argumenta en el «desarrollo de actividades y proyectos culturales, promoción y uso del valenciano así como la participación social de las entidades cívicas en la ciudad». A cambio de las ayudas públicas, la sociedad coral se compromete a ceder locales al Consistorio para la realización de actos protocolarios, conferencias, exposiciones o incluso cursos de formación para el personal municipal, así como presentaciones de libros y productos culturales de todo tipo.

El documento matiza que esta cesión de locales no podrá afectar a la oferta de estudios musicales que imparte desde hace más de un siglo y que están reconocidos por la Generalitat. «Fuera de ese horario, las aulas estarán a disposición del presente convenio», se señala.

Acadèmia de la Llengua

Uno de los compromisos de la entidad es «la defensa y promoción de nuestra cultura y también de la extensión del uso social del valenciano, haciendo uso del valenciano en todos los actos que se celebren en su sede social siguiendo los criterios establecidos por la Acadèmia Valenciana de la Llengua».

Como se ha dicho, cada ejercicio se definirá el apartado económico de las ayudas. Otro de los apartados detalla que la sociedad coral pondrá a disposición del Ayuntamiento un «máximo de tres actuaciones de cada una de sus secciones en activo (orquesta, coral, rondalla, etc.), aunque en este caso será El Micalet el que se haga cargo de los costes.

El convenio prevé también que en la publicidad, folletos y otro material divulgativo que se realicen en Valencia durante la vigencia del convenio, conste la colaboración del Ayuntamiento, con los logotipos y directrices de imagen corporativa. También la obligación de que presente una memoria justificativa.

Por último se indica que «la resolución del convenio no afectará, si es el caso, a la finalización de las actividades que estén en ejecución ni a la financiación necesaria para su ejecución completa». Esto supone que el final del mandato no afectará a la programación establecida para todo 2019, lo que lógicamente se haría al principio del ejercicio.

El convenio tiene fecha de 19 de enero, ratificado el pasado día 24 por la secretaría General del Consistorio. Cinco días más tarde se redactó el informe de Intervención General, que se salvaguarda de cualquier posible problema con el reparo citado en favor de que las actividades se hagan tras un concurso.

Fotos

Vídeos