Alcalde de Valencia sobre la calidad del aire: «Motivos para la alarma no, para estar preocupados tampoco, atentos sí»

Humo sobre Valencia/Txema Rodríguez
Humo sobre Valencia / Txema Rodríguez

Augura que la suspensión de partículas sólidas a causa de la quema de paja del arroz y obras del Parque Central «desaparecerá rápidamente»

EUROPA PRESSValencia

El alcalde de Valencia, Joan Ribó, ha pedido este jueves "tranquilidad" ante la activación del episodio tipo 1 del protocolo de medidas por alta contaminación por PM10, que solo incluye medidas informativas a la población: "Motivos para la alarma no, motivos para estar preocupados tampoco, motivos para estar atentos sí", ha señalado.

Ribó ha realizado estas declaraciones tras presentar el proyecto europeo MatchUp, al ser preguntado por la calidad del aire en la ciudad, después de que se haya activado el episodio tipo 1 del protocolo de medidas a adoptar en momentos de alta contaminación y se haya recomendado a las personas más sensibles no realizar ejercicio físico al aire libre.

Sobre las causas que han motivado la aplicación del protocolo, el primer edil ha querido dejar claro que esta contaminación "no se debe a la circulación como es el caso de Madrid u otras ciudades, porque tendríamos unos niveles de óxido de nitrógeno muy elevados", lo que ocurre en Valencia se debe a la quema de la paja del arroz y a las obras del Parque Central "que están levantando mucho polvo".

Además, este mes de noviembre se ha producido un anticiclón, que suele producirse en enero y que "impide que se difuminen los contaminantes", ha agregado.

Por tanto, "no es una situación de alarma, no es una situación de precaución, es una situación de estar atentos, sobre todo aquellas personas que tienen algún tipo de enfermedad cardiorespiratoria". A ellos ha recomendado "que vigilen en hacer deporte en la calle porque no es la mejor de la situaciones".

Obras con el mínimo movimiento de tierra posible

En cualquier caso, Ribó ha augurado que "esto va a cambiar rápidamente, en el momento que aparezca un poco de viento desaparecerá".

Tanto es así que no se ha ordenado que se paralicen ni las quemas de la paja del arroz ni las obras del Parque Central, aunque en este último caso sí "se ha recomendado que se hagan las obras con el mínimo de movimientos de tierra", que son los que provocan la elevada cantidad de partículas sólidas en el aire.

En este sentido, ha comentado que se pueden hacer obras como plantar árboles o muchos otros tipos que no supongan un movimiento de tierra. No obstante, "no está la situación para prohibir nada, ni para prohibir circulación ni para prohibir aparcamientos, está para advertir: aquellas personas que tengan un cierto riesgo que vigilen".

Es más, ha aseverado, "si la situación de los indicadores fuera otra, haríamos lo que dicen los protocolos: prohibiríamos el aparcamientos en la zona azul y en el último caso prohibiríamos la circulación pero está totalmente lejos de esta situación".

Según el alcalde, "antes teníamos situaciones de alarma en el mes de enero, que nadie decía nada. Ahora lo que sí que piensa hacer el Ayuntamiento es que cuando haya condiciones que los indicadores señalen que hay que preocuparse, alarmarse o solo estar atentos los vamos a decir porque va la salud de muchas personas y lo que no podemos hacer es la política del avestruz como se hacía antes, esconder la realidad", ha sentenciado.

En todo caso, ha pedido "tranquilidad" porque "la realidad en Valencia no acostumbra a ser peligrosa porque estamos en muy buenas condiciones, pero si alguna vez lo es lo diremos enseguida como es nuestra obligación", ha concluido.

Fotos

Vídeos