La revisión catastral del IBI provoca 169 reclamaciones

P. M.

valencia. La regularización catastral emprendida en 2016 por el Ministerio de Hacienda y que tuvo su efecto el pasado ejercicio ha afectado a un total de 6.547 contribuyentes, según la respuesta dada por el gobierno municipal al grupo Ciudadanos. Estos vecinos tendrán que asumir un subida del Impuesto de Bienes Inmuebles de manera retroactiva, que se remontará a cuatro años atrás además de 2017.

El portavoz municipal de Ciudadanos, Fernando Giner, criticó que «Ribó no ha dado ninguna explicación a los 7.000 valencianos afectados. Llevamos un año pidiendo que atienda a las personas y el alcalde mira para otro lado. Son muchos valencianos los que han pagado el catastrazo impuesto por el afán recaudatorio de Ribó sin que el alcalde se haya preocupado de informar a los valencianos tal y como hemos desde Ciudadanos en varias mociones desde febrero de 2016».

De los afectados, un total de 772 han accedido a fraccionamiento de pago, mientras que otras 80 solicitudes están en trámite, aunque no todos los afectados se han mostrado de acuerdo con lo ocurrido, dado que el Jurado Tributario Municipal ha recibido 169 reclamaciones por el incremento sufrido.

El edil señaló que reclama al gobierno municipal que «aclare las reclamaciones que han puesto los valencianos por el catastrazo. En los años anteriores, las reclamaciones contra las liquidaciones del IBI en el Jurado Tributario del Ayuntamiento no eran más de una docena al año y, por los datos que tenemos, tanto en 2016 como en 2017 han subido al entorno de las 170 cada uno. El incremento preocupa y mucho a los valencianos». Al margen de esta regularización, el Impuesto de Bienes Inmuebles no ha registrado otra subida este ejercicio.

Fotos

Vídeos