La reforma del pasaje, hasta finales de enero

Con un presupuesto de 249.530 euros, ya han comenzado las obras de reforma del pasaje que discurre por el túnel de Germanías, en la parte de Ruzafa. El proyecto se remonta al mandato anterior y el gobierno tripartito ha tardado algo más de dos años en llevarlo a la práctica. El plazo de ejecución asciende a tres meses y la intervención resolverá el estado actual con las paredes, el suelo y el techo con un aspecto degradado, humedades y suciedad donde se ha acumulado el hollín de los gases del escape de los automóviles. Además, se instalarán cámaras de seguridad y dos elevadores, uno en la salida con la calle Cuba y el otro en la salida con Bailén, para garantizar el acceso a todos los peatones.

El paso inferior se aislará acústicamente del ruido del tráfico mediante grandes ventanales. También se instalará ventilación y una nueva iluminación con alumbrado de emergencia. Además, se renovará el pavimento y se instalará un falso techo, que será igual al de la estación de Bailén. Durante las obras se permitirá el paso de peatones por el pasaje, la única comunicación para viandantes por las barreras de las vías ferroviarias que conducen a la estación del Norte y que deben soterrarse con el proyecto del Parque Central.

Fotos

Vídeos