Vetges Tu realizará el proyecto de reforma de la Lonja de Pescadores

Una de las fachadas de la Lonja de Pescadores. / i. marsilla
Una de las fachadas de la Lonja de Pescadores. / i. marsilla

Los arquitectos tendrán tres meses para entregar el plan de obras que permitirá rehabilitar las fachadas y la cubierta del edificio de 1909

Paco Moreno
PACO MORENOValencia

El despacho de arquitectura Vetges Tu i Mediterrania ha ganado el concurso por invitación a cuatro empresas realizado por la sociedad Plan Cabanyal-Canyamelar para el proyecto de rehabilitación de la Lonja de Pescadores. Con un presupuesto de 20.000 euros, deberán entregar la documentación en un plazo de tres meses.

La entidad realizó ayer la apertura de sobres y difundió el resultado. Al concurso presentaron oferta el equipo formado por Miguel del Rey, Antonio Gallud y Juan Ignacio Fuster. También la firma Dualde-Ferrer, la empresa Arquitectura y Urbanismo Singularq, junto con los citados de Vetge Tu i Mediterrania. Trabajarán en el diseño para reformar las fachadas y la cubierta del edificio residencial, construido en 1909 y donde se eliminarán varios elementos añadidos.

La Lonja se encuentra entre el Bloque Portuarios y la calle Eugenia Viñes. El Consistorio se hizo con la propiedad de la nave cuando caducó la concesión a la asociación Marina Auxiliante, para fijar una serie de condiciones a los vecinos, que no tendrán que asumir nada del coste de la rehabilitación. Se hará con fondos europeos del Plan Edusi y la previsión es que supere los 900.000 euros.

La sociedad Plan Cabanyal asumió la reforma del inmueble por encargo del Ayuntamiento, que debe decidir qué hará con el espacio central de la Lonja de Pescadores. El proyecto básico incluye la eliminación de todos los muros que han compartimentado este patio, que con el paso de los años se ha transformado en trasteros.

Justo al lado de la Lonja se encuentra la Casa dels Bous, donde el gobierno municipal tiene previsto una de las subsedes del Museo de Mar. El concurso para redactar el proyecto está en tramitación. La lluvia de millones para estos equipamientos, donde se suma la construcción de un polideportivo, contrasta con el olvido de los Bloques Portuarios, sin ninguna asignación de dinero público.

El uso residencial de la Lonja y su paso al Consistorio no ha estado exento de polémica, dado que la asociación Marina Auxiliante presentó una serie de objeciones. El proyecto para su recuperación implica la eliminación de todos los rótulos publicitarios y los colores que han alterado su fachada original. En todo caso, indicaron fuentes municipales, estos elementos tendrán que regirse por la normativa de los edificios protegidos.

La cubierta central será sustituida, al igual que sucede con todas las canalizaciones de agua de lluvia. El entorno está también sin urbanizar, sobre todo en los laterales y la parte recayente a Bloques Portuarios. La prolongación de Blasco Ibáñez debía acabar en esta zona, por lo que se habló en su día incluso de trasladar la Lonja a un solar cercano, lo que no cuajó.

Fotos

Vídeos