La recaudación de multas sube y alcanza el 37% de las impuestas

P. SUAY

valencia. Es un lugar común en Valencia que las infracciones de tráfico salen baratas, es decir, no se pagan. Eso está empezando a cambiar poco a poco y a 31 de octubre el porcentaje de recaudación había llegado al 37%, lo que supone unos puntos más de lo habitual.

En cifras absolutas, la Policía Local impuso hasta entonces multas por valor de 15.027.444 euros, de los que las arcas municipales han recibido 5.667.026 euros. El resto queda pendiente de cobro por vía ejecutiva con recargo y llegando al embargo de las cuentas corrientes.

Esto ya ha empezado a aplicarse a los conductores que no hacen frente a sus deudas con el Consistorio y que no están empadronados en Valencia, incluso no tienen cuenta abierta en sucursales de la capital. Hasta entonces la picaresca buscaba esas circunstancias, según recordaba la semana pasada el concejal de Hacienda, Ramón Vilar.

La solución ha sido firmar un convenio con la Conselleria de Hacienda para cobrar precisamente esas deudas. La Administración autonómica ofrece cobertura legal a cambio de un porcentaje de la recaudación para cubrir gastos de tramitación. El asunto está funcionando también que tras el envío de las primeras remesas, Vilar anunció la ampliación del sistema a la morosidad de las deudas tributarias.

Fotos

Vídeos