Quejas por los malos olores en la avenida de Francia

Paco Moreno
PACO MORENOValencia

El barrio de la avenida de Francia está justo enfrente del lugar donde se acomete la extracción de la montaña de toallitas higiénicas. Fuentes de la entidad apoyaron la limpieza del colector del viejo cauce, aunque pusieron el acento en los olores que emanan desde la estación de bombeo de la calle Ibiza, situada entre el paseo de la Alameda y el acceso al túnel ferroviario de Serrería. «En varias ocasiones nos han dicho que han puesto remedio, pero no se han eliminado los malos olores ni los mosquitos en verano.

Por esta causa, aseguran desde la entidad, los vecinos no pueden abrir sus ventanas ni en verano. «El hedor y los mosquitos lo hacen imposible», afirmaron. El concejal del Ciclo Integral del Agua, Vicent Sarrià, dijo sobre esto que próximamente se pondrá en marcha un nuevo sistema para la depuración del caudal de aguas en la desembocadura del cauce, basado en el vertido de bacterias que eliminan las sustancias orgánicas que producen los malos olores.

El edil indicó que, en lo referente a la estación de bombeo de la calle Ibiza, se trata principalmente de un problema visual. Este tramo del jardín del Turia está pendiente del soterramiento de las vías ferroviarias, una obra competencia del Ministerio de Fomento y que carece de plazos pese a su urgencia.

La ejecución de este proyecto debe combinarse con la prolongación de un colector desde el puente ferroviario aguas abajo, que en este caso corresponde a la Conselleria de Obras Públicas. El último presupuesto conocido superaba los 36 millones de euros y también está a la espera de encontrar financiación, para perjuicio de los vecinos.

Fotos

Vídeos