El puente del Palacio Arzobispal será visitable

Puente que une la Catedral y el Palacio Arzobispal.
Puente que une la Catedral y el Palacio Arzobispal. / i. marsilla

Salvador Vila, arquitecto conservador de la Catedral, recuperará el revestimiento y colocará en el interior un pavimento del XVIII El Cabildo restaurará en octubre la pieza arquitectónica

LOLA SORIANO

valencia. Una de las piezas de la Catedral de Valencia más fotografiadas por los turistas, el puente que une la Seo con el Palacio Arzobispal, será visitable y formará parte del Museo Catedralicio Diocesano. Antes de que este espacio se abra por primera vez al público, la pieza arquitectónica se someterá a un proceso de restauración, tal y como confirma el arquitecto conservador de la Catedral de Valencia, Salvador Vila.

Las obras comenzarán previsiblemente en octubre y durarán unos meses. «Ya tenemos el permiso concedido de Patrimonio y estamos tramitando la licencia de obras con el Ayuntamiento de Valencia. La inversión será de 86.000 euros», indica Vila.

Según argumenta el arquitecto conservador de la Catedral, «no tenemos constancia de que se haya rehabilitado antes el puente del Palacio Arzobispal. No tiene problemas estructurales, pero sí de revestimiento. Se ha perdido el mortero». Durante la intervención se reproducirá el revestimiento y se recuperará el fingido de sillería».

Sobre la descripción de la pieza arquitectónica, argumenta que «era de origen renacentista, pero se modificó al estilo del neoclasicismo. Hay fábricas de ladrillo distintas y se notan dos fases de edificación. Tiene unas pilastras toscanas muy bonitas y un frontón que recuerda a los diseños del propio Miguel Ángel en Italia».

En el interior del pasaje sí hubo una intervención «y ahora vamos a recuperar elementos como la carpintería de las ventanas y pondremos unos pavimentos del siglo XVIII que combina el barro cocido con pequeñas piezas coloreadas a mano que procedían del edificio de ampliación del museo», añade Vila. Una vez concluya la rehabilitación, el puente se incorporará al museo. «Desde la primera planta del museo se podrá acceder», añade. En cuanto a las obras pendientes, detalla que es urgente actuar en la cabecera de la Catedral. «Junto a la puerta de los Apóstoles, es vital intervenir en la Logia «de tres plantas con arcos renacentistas porque las vigas del siglo XVI están apuntaladas y la sillería está mal. Y en la cabecera de la Catedral, falta eliminar el muro del XIX y sacar los absidiolos ocultos, pero llevamos años esperando el permiso de Patrimonio», concluye.

Fotos

Vídeos