Cs propone que se facilite más el pago de la deuda de los vendedores de mercadillos

REDACCIÓN VALENCIA.

El grupo municipal de Ciudadanos (Cs) ha presentado alegaciones a la ordenanza de venta de no sedentaria para «hacer más fácil la vida a los vendedores y ayudarles a garantizar su patrimonio y su rentabilidad», según explicó ayer el portavoz de esta formación, Fernando Giner, tras una reunión con la Asociación Independiente de Comerciantes sin Establecimiento, la Agrupación Independiente de Vendedores Autónomos de Valencia y la plataforma Romaní.

«El proyecto de ordenanza de Ribó carece de voluntad de ayudar a los comerciantes. Por eso hemos pedido que se facilite el pago de las deudas contraídas con el Ayuntamiento de manera que puedan afrontarse sin que ello suponga la pérdida del negocio estudiando cada uno de los casos», explicó el edil.

Para aumentar la capacidad de gestionar sus negocios, Cs ha plateado en sus alegaciones la modificación del artículo 44, que obligaba al titular a permanecer en el puesto sin moverse los días de mercado.

Fotos

Vídeos