El primer 'edificio verde' certificado de Valencia con aparcamiento para bicicletas

Figuración de la fachada del edificio./LP
Figuración de la fachada del edificio. / LP

Una promoción en Patraix incluye 16 plazas para la movilidad sobre dos ruedas y otras 17 donde recargar baterías de coches eléctricos e híbridos

LAS PROVINCIASValencia

Valencia contará en el barrio de Patraix con su primer edificio verde de viviendas con certificación sostenible. La finca de 16 viviendas estará ubicada en la calle Cuenca y tendrá con 32 plazas de aparcamiento para bicicletas, distribuidas en el sótano y en la planta baja. La construcción estará acabada a finales de 2018.

El proyecto cuenta con el Green Building Certificate (certificado de edificio verde, o ecológico) y es totalmente sostenible. Además de contar con la certificación A de calificación energética, el edificio Marqués de Cruïlles contará con 17 plazas de garaje con conexión para la recarga de vehículos eléctricos o híbridos.

La promotora Jecama, junto con el arquitecto Curro Mestre y la constructora Taller de Gestión Técnica, ha apostado por la "movilidad sostenible" y el fomento del uso de la bicicleta, que se suma a las iniciativas municipales de construcción de anillos ciclistas y fomento del este tipo de transporte verde.

En cumplimiento de la ley autonómica de Movilidad, el edificio residencial se creó con el objetivo de ofrecer "las mejores calidades y cumplir con los estándares medioambientales", según fuentes de la promotora. Esta normativa fija en su artículo 8 que los edificios de obra nueva deben contemplar emplazamientos específicos, seguros y resguardados para un número de bicicletas al menos igual al doble del número de viviendas.

La ley marca que las plazas para bicicletas deberán estar emplazadas en lugares específicos "que tienen que ser seguros y resguardados y con un acceso cómodo y fácil desde la vía".

El proyecto “fue complejo”, ya que además de la normativa autonómica, también “hay que tener en consideración la Ordenanza Reguladora de las Condiciones Funcionales de Aparcamientos del Ayuntamiento de Valencia”. El reglamento municipal de 1994 recoge que las plazas de aparcamiento para bicicletas tienen que tener unas dimensiones sobre el suelo de 0,70 x 1,90 metros y de 0,70 x 1,20 si están colgadas de la pared.

“La ordenanza no contempla autorizar otras dimensiones más optimizadas como consecuencia de los actuales sistemas de aparcamiento de bicicletas que ofrece el mercado”, asegura el arquitecto Curro Mestre.

Fotos

Vídeos