El presupuesto municipal aumenta en 57,5 millones para inversiones y pago de deuda

Varios usuarios esperan en una parada de autobús.
Varios usuarios esperan en una parada de autobús. / j. monzo

La renovación de paradas de autobús, iluminación en vía pública y red de alcantarillado, entre las actuaciones que se ejecutarán este año

ISABEL DOMINGO

valencia. Más dinero en las arcas municipales. Es el anuncio que ayer realizó el alcalde de Valencia, Joan Ribó, y que, en números, se traduce en 57,5 millones para inversiones, pago de gasto corriente y amortización de la deuda del próximo año. En total, un 7,2% más para el presupuesto municipal.

Esta modificación de crédito, que debe ser aprobada en el pleno municipal del jueves 27, proviene del remanente de tesorería de 2016, desbloqueado por el Gobierno el pasado junio y que suma 42 millones; del Fondo de Cooperación Municipal, es decir, de la Generalitat y la Diputación (3,2 millones); y otros 12,3 millones generados por «la buena gestión municipal». Es decir, ahorro en intereses de demora (el periodo medio de pago a proveedores se ha establecido en 2,8 días), intereses de préstamos y del fondo de contingencia municipal.

Ribó, que compareció en rueda de prensa con el concejal de Hacienda, Ramón Vilar, resaltó que el reparto de los 57,5 millones se ha acordado «por consenso» de todos los grupos que forman el equipo de gobierno (Compromís, PSPV y València en Comú) y en tres reuniones. Aspecto en el que también hizo hincapié Vilar, quien señaló que aunque a veces «hay roces» entre los socios de gobierno «cuando se llega a acuerdos para distribución presupuestaria, se ve que el gobierno funciona como tal».

Entre las inversiones a las que se destinará el aumento de presupuesto figuran la renovación de alumbrado (2,8 millones) y alcantarillado (1,36 millones), nuevo equipamiento para la Policía Local, intervenciones en mercados municipales, instalaciones deportivas y museos festivos, además de 2,5 millones para la Alquería del Moro -que será un centro dedicado a la huerta, o 3,3 millones para asuntos de movilidad, como nuevas paradas de la EMT o carril bici.

Sobre este anuncio, el portavoz municipal popular, Eusebio Monzó, aseguró que «Ribó va a poder disponer de muchos más recursos, gracias a la buena marcha de nuestra economía y a las medidas adoptadas por el gobierno de Mariano Rajoy». Mientras, el portavoz de Ciudadanos, Fernando Giner, resaltó que el alcalde quiere usar el superávit «para pagar deuda y apaciguar la crisis del tripartito», por lo que el anuncio es «un reparto de poder en toda regla».

Presupuesto para el corredor

En su encuentro con medios, Ribó también detalló que entre noviembre y diciembre Valencia acogerá un encuentro de las ciudades que atraviesas el corredor mediterráneo, una «infraestructura vital». El alcalde se sumó a lo manifestado el jueves por los empresarios de AVE y pidió al Ministerio de Fomento que «las promesas, que valoramos por el cambio de actitud, se traduzcan en los presupuestos de 2018».

Fotos

Vídeos