La Policía Local quiere controlar a los maltratadores con entrevistas obligadas

Un grupo de agentes de la Policía Local. / damián torres

Valencia registra 1.249 casos de víctimas de la violencia machista con protección policial y aumentan las atenciones psicológicas y en juicios

P. M.

valencia. La concejal de Protección Ciudadana, Anaïs Menguzzato, se mostró ayer partidaria de que los condenados por delitos de malos tratos a mujeres deban pasar de manera obligatoria una serie de entrevistas y controles por parte de la Policía Local. La edil comentó durante el balance de servicios del Grupo GAMA que ahora son voluntarias y sirven además como una «labor pedagógica» hacia los maltratadores y detectar en la medida de lo posible que no sean reincidentes.

Desde octubre de 2016, los agentes de este grupo especializado han realizado 415 entrevistas a maltratadores o personas de su entorno, de las que 113 han sido presenciales y directamente a estas personas. Se trata de una cifra relevante a pesar de que sea voluntario y en los encuentros donde acuden agentes y otros especialistas, se les enseña por ejemplo que la «orden de alejamiento no es sólo para que mantengan una distancia sino para que dejen de tener contacto con estas mujeres en redes sociales».

Desde hace un año el Grupo GAMA se dedica en exclusiva a la protección de maltratadas, por lo que Menguzzato consideró que las mujeres «se sienten más protegidas, hay una atención más personalizada, se realizan más visitas a víctimas, también acompañamientos a los juzgados y se trabaja mucho más con los agresores».

Esta unidad protege hasta el momento a 564 víctimas de violencia de género, aunque la previsión es llegar a 800 casos a final de año. Junto con los servicios realizados por la Policía Nacional, consideró que el total de mujeres protegidas en Valencia asciende a 1.249 personas. El incremento se debe a que hay un «aumento de protección, no de víctimas» junto a cambios en protocolos que permiten una mayor anticipación, donde destacan los médicos y uno piloto que realiza la Policía Local en los centros de salud dependientes del hospital La Fe.

Los agentes han realizado en el último año 1.203 visitas domiciliarias, 800 entrevistas en dependencias policiales, 687 a víctimas y 113 a agresores. También 412 acompañamientos a las víctimas a juicio por 280 durante 2016.

Asimismo se han hecho 2.283 valoraciones de la evolución del riesgo de víctimas de violencia de género y 112 diligencias de prevención por presuntos hechos delictivos frente a las 44 del año pasado.

«Se ha producido también un aumento en el contacto con los agresores que es fundamental para conocer el riesgo de la víctima porque el aliento en la nuca lo tienen que sentir ellos», explicó Menguzzato, quien también abogó por ayudar a las víctimas para que mantengan las denuncias y no las retiren antes de que se dicte orden de alejamiento.

Fotos

Vídeos