La policía informó del accidente de Viveros el mismo día en que se produjo

Las gradas de los conciertos en Viveros. / irene marsilla

Ribó niega falta de coordinación entre concejalías y culpa a la empresa de no avisar correctamente sobre la muerte de un trabajador

Isabel Domingo
ISABEL DOMINGOValencia

A las 23.45 horas del martes 27 de junio. A esa hora finalizó la Policía Local las diligencias sobre el accidente que sufrió uno de los operarios que trabajaban en el montaje de las gradas de los conciertos de la Feria de Julio en Viveros, que finalmente falleció.

Así consta en el documento al que ha tenido acceso LAS PROVINCIAS dirigido a la inspección de guardia de la comisaría de Tránsitos, que posteriormente lo trasladó al intendente jefe de la Policía y, a su vez, a la Concejalía de Protección Ciudadana. El informe elaborado por los agentes confirma que la unidad, personada en el lugar del siniestro a las 21.50 horas, informó el mismo día del accidente y no posteriormente como señaló en su momento el concejal de Cultura Festiva, Pere Fuset.

Es el mismo argumento que empleó el miércoles el alcalde Joan Ribó tras ser preguntado por el tema al finalizar el minuto de silencio en homenaje a las víctimas del terrorismo convocado en la plaza del Ayuntamiento. El primer edil acusó a la empresa encargada del montaje de no informar «adecuadamente» al Consistorio sobre la gravedad del accidente.

Ribó reprochó que esa información «no llegó en tiempo y forma [al Ayuntamiento] hasta mucho después» y recordó que las causas están siendo investigadas por la Inspección del Trabajo. «Es un tema lamentable», recalcó.

Respecto al enfrentamiento, mediante cruce de declaraciones, entre las concejalías de Cultura Festiva (Compromís) y Protección Ciudadana (PSPV) a raíz de este accidente, Ribó achacó «las tensiones», de nuevo, a la empresa responsable.

El alcalde califica de «normal ante un fenómeno extraordinario» las tensiones entre los ediles

«Si hubo cierta descoordinación entre las concejalías se debió a que la empresa tenía que haber informado de forma clara y no sólo no informó sino que desinformó porque dio datos que no eran correctos respecto a la gravedad del accidente», resaltó. «Las tensiones entre las concejalías es algo normal ante un fenómeno extraordinario», añadió el primer edil en el que ha sido su primer acto oficial esta semana. «Creo que se han de limar las tensiones que pueden aparecer en otras cosas, pero no tienen mayor importancia», continuó.

En este sentido, Fuset salió en rueda de prensa el pasado miércoles y afeó a la Policía Local la «falta de comunicación» porque, aseguró, no se enteró del siniestro hasta el lunes, mientras que la concejal de Protección Ciudadana, Anaïs Menguzzato, reaccionó con sorpresa a sus palabras y confirmó que el edil sabía del accidente desde el viernes 30 de junio.

«Nosotros lamentamos cualquier accidente laboral pero lo lamentamos aún más cuando está en el terreno del Ayuntamiento, una circunstancia a la que no estamos acostumbrados y que causó un poco de desconcierto», comentó.

Fotos

Vídeos