Más plazas pendientes tras la reurbanización de San Vicente

P. M. Valencia

Operarios de la empresa encargada de las obras se afanaban ayer en plantar árboles en la calle San Vicente Mártir, entre la plaza de San Agustín y la calle Periodista Azzati. Se trata de la última fase de la reurbanización aprobada por el Ayuntamiento hace años y que fue aplazada para no coincidir con la campaña de Navidad ni la de rebajas de verano. En unos días se abrirá al tráfico, seguramente la próxima semana.

Fuentes de la asociación de comerciantes señalaron que esta inversión municipal debe ir seguida del siguiente tramo de San Vicente hasta la plaza de España, incluyendo la reforma de la plaza San Agustín, una de las asignaturas pendientes de este mandato.

Sobre esto último, fuentes municipales no concretaron si se incluirá alguna partida en los presupuestos del Consistorio de 2018. En todo caso, apuntaron, las obras se dejarán en su mayor parte para el ejercicio siguiente, una vez que se resuelvan entre otras cuestiones la afectación a este espacio de la remodelación de líneas de la EMT.

Para la asociación se trata de una cuestión relevante, dado que el eje formado por San Vicente desde la plaza de la Reina hasta la plaza de España se quiere convertir en una de las entradas naturales de viandantes y transporte público. Aceras anchas, mobiliario homogéneo, arbolado y buena oferta de líneas de la EMT es una de las premisas para abordar entre otras cuestiones la peatonalización de la plaza del Ayuntamiento, entre otras zonas. La misma posición tiene la Federación de Vecinos, al anteponer la planificación del transporte público antes de cualquier intervención, como desea el tripartito.

Fotos

Vídeos