Más de 1.500 aspirantes optan a 30 plazas de la Policía Local en Valencia

Policias localesde Valencia en formación, en una foto de archivo. /Damián Torres
Policias localesde Valencia en formación, en una foto de archivo. / Damián Torres

El Ayuntamiento debe aprobar aún el calendario de las pruebas de oposición, las primeras desde hace 11 años

Paco Moreno
PACO MORENOValencia

Hasta ayer habían entrado por la ventanilla del Ayuntamiento un total de 1.551 instancias de otros tantos aspirantes a las 30 plazas de la Policía Local. Todavía es posible que entren algunas más, indicaron fuentes cercanas al gobierno municipal, dado que se pueden presentar las solicitudes en cualquier Administración española.

La enorme proporción (1 plaza para cada 51 solicitantes) refleja el interés en un proceso inédito en la ciudad desde julio de 2006, cuando se celebraron las últimas oposiciones. Entonces, recordó el concejal de Personal, el proceso de exámenes y posterior formación no acabó hasta cuatro años después.

De las 30 plazas, diez corresponden al turno de movilidad, lo que reduce todavía más las posibilidades para los aspirantes de turno libre. Todavía no se ha anunciado el calendario de las pruebas, aunque distintas academias de la ciudad han comenzado a publicitar cursos de preparación para los exámenes.

Tras la medición de altura se pasará a sendas pruebas tipo test, unas pruebas psicotécnicas, ejercicios físicos, una traducción de textos en valenciano y castellano, así como otro examen escrito más largo, un cuestionario de 25 preguntas y un reconocimiento médico.

Un itinerario largo que todavía no tiene fecha de apertura y donde la competencia se augura muy dura entre los aspirantes. Como el proceso será largo y las necesidades de personal de la Policía Local son acuciantes, la decisión del gobierno municipal pasa por contratar agentes de otros municipios en Fallas, reforzar con administrativos las Unidades de Distrito y no se descartan los llamados agentes de movilidad, empleados que no pueden llevar armas y se limitan a acciones de tráfico.

Todas esas urgencias se han producido por una situación en la plantilla que no puede afrontar los refuerzos pedidos por ejemplo en los dispositivos de seguridad antiterrorista. Pese a esa circunstancia, el Consistorio aumentará el próximo lunes en 83 agentes más la presencia de la Policía Local en la jornada del 9 d'Octubre.

A 1 de enero de este año, la plantilla del Cuerpo asciende a 1.598 funcionarios, mientras que en 2016 era de 1.619 personas y en 2010, cuando entraron los que pasaron la última oposición, ascendían a 1.702 empleados. Además, existe la posibilidad de que dentro de unos meses se modifique la legislación para que se puedan adelantar las jubilaciones a los 60 años con la pensión completa. Según las cuentas de la portavoz del gobierno municipal, Sandra Gómez, podría afectar a un máximo de 158 personas en Valencia.

La promoción de intendente principal sigue suspendida

El Consistorio todavía no ha difundido qué hará con el proceso de promoción de ocho plazas de intendente principal, mandos de la Policía Local con competencias para dirigir un distrito. Las pruebas físicas fueron suspendidas el pasado 22 de septiembre por el recurso presentado respecto a un examen anterior.

Todo esto coincide con la reorganización del Cuerpo, con la supresión de la Unidad GOES, la creación de otra dedicada a los servicios nocturnos y la pretensión de reforzar los trabajos que se hacen a pie de calle. De ahí el interés en que se puedan transferir administrativos de otros servicios municipales para que trabajen en los retenes.

La precariedad ha llegado a tal extremo que todos los grupos municipales acordaron por unanimidad pedir al Gobierno la eliminación de la tasa de reposición para la Policía Local y Bomberos, algo de lo que no se tiene respuesta. Una situación parecida se registra en este último Cuerpo, donde se ha pasado de 504 funcionarios en 2010 a 381 en la actualidad. Para este año se han convocado 18 plazas, aunque los sindicatos denunciaron recientemente que no se han aprobado las bases. Esto provocará un retraso en su entrada en servicio.

De cara al próximo año, la tasa de reposición se ha fijado en 94 plazas, de las que 40 serán para la Policía Local y otras diez para Bomberos. El gobierno municipal quiere cumplir el compromiso de convocar todos los años, aunque los sindicatos consideran que la cifra es insuficiente. La amenaza yihadista, aunque no corresponda a la Policía Local la seguridad ciudadana, ha dejado al descubierto muchas necesidades denunciadas por los vecinos desde hace años en los distritos.

Fotos

Vídeos