El plan de Cercanías sigue parado mientras vuelven las averías y retrasos

Uno de los paneles informativos de Cercanías. / Irene Marsilla

Generalitat y usuarios reclaman a Fomento un cronograma con plazos y actuaciones prioritarias

Isabel Domingo
ISABEL DOMINGOValencia

«El consenso en el plan de Cercanías, bajo ningún concepto es un cheque blanco». Es la reflexión que realizaba hace unos días la consellera de Obras Públicas, María José Salvador, tras reclamar al Ministerio de Fomento que se convoquen reuniones de seguimiento del nuevo plan de Cercanías, del que se cumplen ahora dos meses de su presentación.

Salvador lamentaba que aún no se haya constituido la comisión anunciada por el ministro Íñigo de la Serna con el objetivo de, según dijo en diciembre, revisar los compromisos» recogidos en el documento. Un plan consensuado con la Generalitat, dotado con 1.436,55 millones y que recogía las principales reivindicaciones ferroviarias de la Comunitat. Sobre esto, fuentes de Fomento recordaron que el documento, con horizonte hasta 2025, se aprobó con el consenso de la Generalitat en actuaciones y planificación. Respecto a la comisión, únicamente señalaron que «se está en condiciones de convocar en cuanto se determine».

La petición de la consellera llegaba después de nuevas averías y supresiones de trenes en varias líneas de Cercanías y también incidencias en la alta velocidad entre Castellón y Madrid. El pasado lunes, por ejemplo, una avería en el suministro eléctrico entre Vila-Real y Burriana obligaba a restringir cinco horas la circulación a una única vía, lo que causó demoras de hasta 15 minutos en una treintena de trenes de Cercanías, Regionales y Media Distancia.

El Gobierno incluye entre las acciones el tramo Moixent-Alcúdia, en obras desde 2014

Demoras en el AVE

Fuentes de Renfe recordaron que la puntualidad en la C-6 (Valencia-Castellón) se sitúa en el 95% y que los retrasos en el AVE, tras su entrada en servicio comercial, no son achacables a la infraestructura del tercer carril (a excepción del día de la inauguración), sino a averías técnicas u otras causas. Son cinco incidencias entre las más de 200 circulaciones de AVE, Intercity y Alvia desde el 22 de enero.

Aunque para la Plataforma de Defensa del Ferrocarril de CGT estas incidencias «pueden parecer puntuales», su coordinador, Juan Ramón Ferrandis, recuerda que «la improvisación del servicio, la falta de personal en determinadas épocas y la entrada del tercer hilo, condicionan el servicio convencional».

De hecho, hace una semana, Compromís denunciaba el cambio de locomotoras en la línea Xàtiva-Alcoy (otra en las que el ministerio tiene comprometidas inversiones) por la puesta en servicio del tercer carril, con la consecuente prolongación del viaje en unos 20 minutos, según su denuncia. Sin embargo, desde el PP de Alcoy aseguraban que el cambio era provisional.

Municipios y viajeros piden formar parte de la comisión de seguimiento de la nueva propuesta

En cualquier caso, la inquietud se ha instalado de nuevo en la agenda de la administración, los municipios afectados por el plan de Cercanías, como los de la C-3, y los usuarios. El presidente de la comisión de Movilidad de la Mancomunitat de l'Horta Sud y concejal de Xirivella, Michael Montaner, también reclamó ayer «una calendarización de las actuaciones del plan de Cercanías» y ser incluidos en la comisión mixta entre Fomento y la Generalitat.

«Deberíamos saber más de un plan tan necesario para la Comunitat», dijo. Petición a la que se sumaban desde la Plataforma en Defensa del Ferrocarril, donde marcaban como prioridad la sustitución de los vehículos más antiguos o las mejoras en las limitaciones de velocidad.

Actuaciones en licitación

Preguntados por el desarrollo del plan de Cercanías, desde el departamento de Íñigo de la Serna, resaltaron que todas las actuaciones «están planificadas» y se está trabajando en parte de ellas, algunas en ejecución desde el año pasado. Citan, por ejemplo, el tramo Moixent-Alcúdia de Crespins, con 9,4 millones invertidos en 2017, aunque estas obras, que forman parte del corredor mediterráneo, están en ejecución desde 2014 y, por tanto, son previas a la elaboración del nuevo plan de la Comunitat.

También la renovación de vía entre la Pobla Llarga y Silla por valor de 84,7 millones, cuya actuación se licitó a finales de julio. Es el mismo caso de la instalación del bloque automático entre Buñol y Utiel o de las mejoras de accesibilidad en las estaciones de Xeraco y el Cabanyal (licitada a finales de 2016).

Infraestructuras

Fotos

Vídeos