La CEV pide que la presencia empresarial no se estigmatice

EP VALENCIA.

El presidente de la Confederación Empresarial Valenciana (CEV), Salvador Navarro, se pronunció ayer sobre el anuncio de la reversión del Hospital de Dénia a la gestión pública realizado por el presidente de la Generalitat, Ximo Puig. Navarro recalcó que ante la sanidad pública deben prevalecer criterios objetivos de calidad, y animó a no «estigmatizar» el modelo de gestión con participación privada. Consideró que «debe ser desde la perspectiva de los resultados y no desde una determinada ideología desde donde se debe valorar su eficacia, eficiencia y oportunidad».

Al respecto, el dirigente de la CEV ha declarado que «en la toma de decisión que afecta a la gestión de la sanidad pública deben prevalecer criterios objetivos de calidad, eficiencia y satisfacción de los usuarios».

Además, ha insistido en la defensa de la gestión de recursos públicos a través de mecanismos de colaboración público privada: «Un modelo económico y social sostenible exige el concurso y la participación de la iniciativa privada, más aún en un escenario de restricción presupuestario como en el que nos encontramos y que previsiblemente se alargará en el tiempo», aseguró. En su opinión, «debe superarse la estigmatización» sobre esta fórmula de gestión que afecta también, a las empresas concesionarias que gestionan o aspiran a gestionar privadamente servicios públicos. «Al ciudadano lo que le interesa y preocupa es recibir servicios de calidad y no la naturaleza del responsable de su ejecución», ha reflexionado. Apostó por arbitrar mecanismos que garanticen «la transparencia, el control y el seguimiento de las concesiones».

Fotos

Vídeos