El PP pide la comparecencia de Fuset por el concurso de plazas a medida

El concejal Pere Fuset en una comparecencia. / irene marsilla

Los sindicatos aseguran que llevan tiempo exigiendo que no se abuse de las comisiones de servicio como las de los jefes de sección de Cultura Festiva

L. SORIANO VALENCIA.

El grupo popular pide la comparecencia del concejal de Cultura Festiva, Pere Fuset, para que explique el concurso de plazas de dos jefes de sección que ha convocado el Ayuntamiento para el servicio de Cultura Festiva y que, según detallan, cuenta con unas bases hechas a «a medida» para los actuales jefes de sección que son funcionarios de otras administraciones y que ya no pueden prorrogar sus comisiones de servicio.

En opinión del concejal del grupo popular Félix Crespo, «Fuset debe explicar urgentemente por qué un concurso de méritos destinado al personal del Ayuntamiento se transforma en un proceso abierto, recortando las posibilidades al personal del Ayuntamiento en unas plazas destinados a ellos inicialmente». También exigió que Fuset «dé explicaciones de los requisitos solicitados, ya que a todas luces están dirigidas específicamente». Y añadió que el tripartito «ha dejado en el olvido la anunciada 'promoción de carrera profesional'. Han redactado unas bases que no les permiten competir en igualdad de condiciones».

Los sindicatos del Ayuntamiento reconocieron ayer que el concurso se aprobó en la mesa general de negociación, pero a la vez explicaron que no les gusta que traigan a funcionarios de otras administraciones. Juan Carlos Gallart, representante de CC. OO. en el Consistorio, indicó que llevan «años diciendo que no estamos de acuerdo en que se abuse de la figura de comisión de servicio para traer a personal de otras administraciones. Sólo lo vemos justificable en casos concretos, como el experto que estará al frente del centenario de Blasco Ibáñez. Pedimos que se haga un esfuerzo por buscar el perfil dentro del Consistorio». Fernando Millán, representante de UGT, coincidió en señalar que «no nos parece bien que venga gente de fuera a ocupar las plazas a no ser que sea algo muy justificado». En cuanto a las bases, Millán detalla que «las marca la Corporación y nos las presenta, como recoge la ley, pero no necesitan ser aprobadas por los sindicatos». En la misma línea se manifestó CSIF.

Por su parte, el concejal de Personal, Sergi Campillo, aseguró ayer que el concurso «cumple escrupulosamente la ley». Dijo que «es falso que sea la primera vez que se abre un puesto a otras administraciones» y apuntó que han optado por un concurso, no por un proceso de libre designación «en la que la designación del candidato es más laxa porque no hay baremación establecida».

Campillo afirmó que «en este Ayuntamiento comenzamos a tener deficiencias en funcionarios de carrera que puedan optar a puestos de jefatura porque el Gobierno del PP nos impide convocar oposiciones libres». Sobre los perfiles, argumentó que «faltaría más que no pudiera la administración determinar los perfiles adecuados para cada puesto».

Fotos

Vídeos