El rey del mar pasará por Valencia

Escala de un crucero en Valencia el pasado mes de abril. / irene marsilla

El Puerto prevé este año un aumento de turistas hasta llegar a 443.576 viajeros pese a la ligera disminución de buques El mayor crucero del mundo, con aforo para 6.360 personas, recalará en el cap i casal

PACO MORENO VALENCIA.

Con 362 metros de eslora y 226.000 toneladas parece increíble que algo pueda flotar. Pero la realidad es que sí y ahora mismo lo están terminando de construir en un astillero francés de la costa atlántica, en el puerto de Saint Nazaire. El 'Symphony of the Seas' pasará por Valencia el próximo 21 de octubre en una escala de un crucero por el Mediterráneo y con su capacidad para 6.360 pasajeros, el mayor buque del mundo de estas características se convertirá por derecho propio en el protagonista de la temporada de cruceristas.

La Autoridad Portuaria ya ha colgado en su página web la relación de cruceros que pasarán por Valencia. En cifras, la capacidad total será de 443.576 personas, una cifra superior a la del año que acaba de finalizar, donde el listado sumaba 416.938 plazas. Pese a esa circunstancia de momento hay menos escalas contratadas, al pasar de 203 a 197 casos.

El caso del 'Symphony of the Seas' no es el único de una auténtica ciudad flotante que recalará en la ampliación norte del puerto. La compañía MSC ha reservado para el 18 de octubre la llegada del 'Meraviglia', un buque con una capacidad máxima de 5.700 pasajeros. El primero estará desde las nueve de la mañana hasta las diez de la noche, mientras que el otro recalará desde las nueve y media de la mañana hasta las cuatro de la tarde.

El crucero de MSC también es nuevo dado que fue botado el pasado año. Ambos lideran una clasificación de barcos de enorme tamaño donde la oferta de actividades es similar a la de cualquier resort de playa. En contraste con estas imágenes tan potentes, el crucero más pequeño que ya ha contratado con el Puerto de Valencia es el 'Sea Cloud', un velero de 96 metros de eslora y capacidad de 64 personas.

Puerto del Estado realiza una estadística mensual con las escalas de cruceros y el número de pasajeros que viajan en los buques. Hasta el pasado mes de noviembre, Valencia había llegado a 400.069 viajeros, lo que representaba un incremento de un 1,21% respecto al mismo periodo del año anterior. El balance provisional arroja esperanza a la conclusión del ejercicio y a lo que podría pasar en 2018.

El turismo de cruceristas apenas pasa unas horas en las ciudades, por lo que tanto las asociaciones de taxistas como los comerciantes del centro y hasta los guías turísticos manejan al detalle las previsiones horarias de la llegada de los pasajeros. Antes de la apertura en domingo de las tiendas se llegó a realizar en el cap i casal alguna prueba de itinerario para aprovechar la afluencia de estos clientes, aunque con dudoso éxito.

Esto se debe a que se trata de turistas que suelen contratar paquetes cerrados de estancia, traslados y hasta visitas guiadas, por lo que resulta bastante complicado que rebasen el gasto previsto antes de las vacaciones. Aún así, se trata de un sector al alza en toda España, donde la misma estadística indica que se ha pasado de 8,2 a 8,5 millones de pasajeros en todos los puertos.

De ahí el interés en facilitar traslados al centro de la ciudad, oferta de ocio en la Marina o la Ciudad de las Artes y las Ciencias, así como la Albufera o visitas guiadas al Museo de Bellas Artes y la fábrica Lladró, entre otras iniciativas. La Asociación de Comerciantes del Centro Histórico y el Ensanche reclama desde hace años que las paradas de los autobuses lanzadera estén más próximos a los itinerarios comerciales, aunque la última decisión del Ayuntamiento ha sido trasladar uno de los lugares de carga y descarga a las inmediaciones de la antigua estación Pont de Fusta. La petición es que uno de los estacionamientos se sitúe en la calle Xàtiva, a la altura del instituto Luis Vives, una zona con más comercios.

Fotos

Vídeos