El parque de vehículos de Valencia sube por tercer año pese a la oposición del tripartito

Tráfico en la avenida del Puerto, en una imagen reciente.
Tráfico en la avenida del Puerto, en una imagen reciente. / jesús signes

El censo alcanza las 459.119 matrículas con El Palmar y Campanar como zonas de Valencia donde hay más densidad frente a la población

P. M. VALENCIA.

El censo de vehículos realizado por la Oficina de Estadística ha vuelto a dar un baño de realidad al gobierno municipal, cuya estrategia ha pasado los últimos dos años en potenciar el transporte público, en bicicleta y los itinerarios peatonales. El parque móvil ha subido este año y supone ya el tercer incremento consecutivo desde la bajada producida por la crisis.

Así figura en el informe, donde se detalla además que el barrio de Campanar y la pedanía de El Palmar son las dos zonas del municipio donde hay más vehículos en relación al número de habitantes. La cifra total es de 459.119 matrículas, con lo que hay 3.249 más que en 2016.

Valencia todavía se encuentra lejos del primer balance contabilizado en la publicación, referido a 2013 con 472.855 vehículos. Desde entonces la recuperación ha sido paulatina. El incremento confirma lo anticipado por el Impuesto de Vehículos, que se pondrá al cobro a partir de este viernes.

En el detalle por tipo de vehículos, los turismos han aumentado en 2.414 tras alcanzar las 344.280 unidades. En las motocicletas se ha registrado también una subida de 1.929 al quedarse la cifra este año en 55.868, mientras que en los ciclomotores se ha contabilizado un descenso con 856 menos que en 2016 y un total de 22.919 matriculadas en Valencia.

El concejal del grupo popular Alberto Mendoza dijo a la vista de estas cifras que el delegado de Movilidad, Giuseppe Grezzi, «intenta ahogar a todo conductor privado mientras los datos demuestran que la tendencia ciudadana es la contraria». Indicó que el censo de vehículos «demuestra una vez más que el acoso al vehículo privado impuesto por Ribó y ejecutado por su principal discípulo no se corresponde en absoluto con la tendencia ciudadana».

En los últimos gobiernos municipales se promovió la peatonalización de calles en el centro histórico y algunos barrios, mientras que ahora las actuaciones se centran en los cortes de tráfico sin más. Es lo que sucedió al principio del mandato en el entorno de la Lonja, además de la reciente decisión sobre el puente de San José. En cartera, la concejalía de Movilidad tiene la reordenación de buena parte de la circulación en el barrio del Carmen, así como en parte del Mercat y Velluters. En síntesis, se trata de cortar itinerarios de paso y restringir el acceso sólo para los vehículos autorizados.

Este plan debe pasar por la Mesa de la Movilidad para que las diferentes asociaciones puedan plantear alternativas si quieren. No obstante, el borrador está tan detallado que sitúa ya dónde colocar las señales de tráfico para la reordenación. Mendoza dijo sobre los datos del censo de vehículos que «los ciudadanos quieren circular de manera libre, ágil y segura por la ciudad tal y como habían hecho antes de la llegada del gobierno tripartito y no bajo imposiciones de movilidad que lo que ha hecho es convertir la ciudad en un caos circulatorio». Indicó por último que «nos gustaría saber si ha habido un incremento de los vehículos ecológicos y eléctricos en el parque móvil dada la nula política del tripartito en esta materia».

Fotos

Vídeos