La Pantera Rosa volverá a tener iluminación y su color rojo original

La escultura conocida como la Pantera Rosa, ayer. / j. signes

El Ayuntamiento enviará al escultor Miguel Navarro una paleta de colores para que elija el tono de la fuente junto al Parque Central

P. M. VALENCIA.

Una reunión ayer entre el concejal de Desarrollo Urbano y responsable del Ciclo Integral del Agua, Vicent Sarriá, y el escultor Miquel Navarro selló el acuerdo para repintar la fuente conocida como la Pantera Rosa, en la calle Filipinas, tres años después de que el Consistorio decidiera eliminar su color rojizo original en favor del rosa por el sobrenombre con que fue bautizada hace 33 años.

Al encuentro acudió el decano del Colegio Oficial de Ingeniero Industriales, Miguel Muñoz, quien hizo llegar inicialmente al Consistorio la preocupación del artista por la deriva que había tomado su escultura los últimos años, según comentó Sarrià a LAS PROVINCIAS.

La solución ha sido colocar de nuevo un sistema de iluminación, así como el repintado de los 22 metros de escultura, un homenaje a la traída de aguas del canal Júcar-Túria, dentro de las obras de embellecimiento del entorno del Parque Central. La sociedad realiza desde la semana pasada el ajardinamiento de la rotonda de Peris y Valero con Ausias Mach, en las inmediaciones de la ubicación de la escultura. También se repintará la barandilla que la rodea, así como una revisión de toda la fuente y la lámina de agua.

El color original fue rojizo, por lo que el Consistorio entregará a Navarro una paleta de colores para que elija «el que quiera, el que considera que se acerca más» a la obra colocada en 1984, convirtiéndose de inmediato en uno de los iconos de la ciudad. Sarrià dijo no entender el motivo de que se pintara de rosa hace tres años, dado que desvirtuó el proyecto, pese al sobrenombre popular que adquirió enseguida.

Fotos

Vídeos