El Palacio del Almirante incluirá un jardín vertical en su remodelación integral

La nueva cimentación se hará con micropilotaje para no afectar a los restos arqueológicos romanos que se expondrán al público

Paco Moreno
PACO MORENOValencia

La Conselleria de Hacienda ha expuesto al público el proyecto de rehabilitación integral del Palacio del Almirante, la sede de este departamento, con el propósito de recibir alegaciones antes de invertir 2,4 millones de euros en su reforma. Uno de los elementos incluidos será un jardín vertical que se abrirá al vestíbulo en el edificio originario del siglo XIV.

El propósito es, según detalla el proyecto al que tuvo acceso LAS PROVINCIAS, colocar una estructura de acero que servirá de soporte para esta jardinería tan singular, para generar así un pasillo de conexión entre distintas áreas, unas abiertas al público y otras de acceso sólo para funcionarios.

De esta manera se persigue poner en valor las ruinas romanas que hay en el subsuelo. Esta parte del proyecto incluye un acceso con escalera y un ascensor. Para esto último se abrirá un pequeño hueco donde la cimentación se hará con micropilotaje para afectar lo mínimo posible los restos arqueológicos.

Las obras son urgentes y tienen financiación del Ministerio de Fomento. Entre las patologías citadas en la documentación expuesta al público se habla de filtraciones de agua por un lucernario del vestíbulo en la planta baja, así como en la fachada. La relación sigue con la caída de piezas al patio de manzana y de los prefabricados de las cornisas del tejado, entre otros.

En los años 80, cuando se realizó su adaptación para un edificio administrativo, salieron a la luz los restos de época romana. Entonces se optó por la colocación de un lucernario, aunque ahora se persigue que tengan acceso directo. Para tener una idea del enorme volumen de obra, que afectará a los números 12 y 14, se incluye la demolición de forjados en la entreplanta y la primera planta de oficinas, junto con el cambio de pavimento. También se habla de un desmontaje de los capiteles y fustes rotos por comprensión, sustitución y refuerzos de piezas de sillería en patio gótico.

La remodelación incluirá el cosido e inyección de resinas en diversas piezas de la estructura de piedra del mismo patio, junto con el picado del enfoscado de la fachada este del patio y su reconstrucción con mortero de cal. El aplacado de piedra caliza que recae a la calle Milagro también será eliminado, además del colocado en el interior del patio de manzana por otro más adecuado con el valor del edificio, que registró distintos cambios, sobre todo en el siglo XVIII.

Entre los trabajos complementarios, el proyecto cita el desmontaje de la cubierta de policarbonato del patio lateral de la calle Palau, 14. En esta zona se situará precisamente el jardín vertical, como un elemento decisivo para ponerla en valor.

También se colocarán barandillas en la cubierta del salón de actos, necesariamente accesible para su mantenimiento, así como en las terrazas de la planta cuarta para darles condiciones de seguridad. Parte de otra terraza será cubierta, mientras que uno de los salones principales se reformará para convertirlo en un espacio polivalente.

Por esta razón se renovarán todos los sistemas de instalaciones y los revestimientos, se bajará la cota del escenario que se ampliará en superficie y será accesible para personas con discapacidad gracias a una rampa. En cuanto a las estructuras se indica la construcción de muros de hormigón armado de 15 centímetros de espesor para la contención lateral de los cimientos de los muros de fábrica que queden al descubierto. El plazo de exposición al público se inició el día 12 y consta de 20 días hábiles.

Fotos

Vídeos