Padres instan a no contestar la encuesta lingüística

Joaquín Batista
JOAQUÍN BATISTAValencia

La Conselleria de Educación ha puesto a disposición de los centros una encuesta en la que se pregunta por el uso de las lenguas en casa y durante los tiempos de ocio que hace especial hincapié en la presencia del valenciano. El modelo debe servir, si el colegio quiere, para aportar datos que permitan analizar el contexto de cara a la elaboración del proyecto lingüístico, aunque también pueden recurrir a cuestionarios propios o a los datos que se hayan recabado durante los años anteriores.

La encuesta facilitada por Educación ha sido replicada por Ramón López, presidente de la confederación de Ampas Covapa, que el pasado viernes consideró que las familias no deberían responderla porque pide el nombre y apellidos de los alumnos, y por tanto permite su identificación. «No sé a quién le interesa si el padre o la madre habla en francés, inglés, ruso o valenciano, y no sé a quién le interesa si saben o no escribir en estas lenguas», dijo durante su intervención en la mesa redonda organizada por Concapa en la que se criticó el modelo lingüístico del Consell. Incluso desde esta última organización, el presidente nacional advirtió de que estudiarán la posibilidad de llevarlo a los tribunales.

La encuesta, dirigida a alumnos de nueva incorporación, pregunta por la procedencia del padre y la madre y por su dominio oral y escrito del valenciano, castellano e inglés. También interroga sobre las personas con las que el alumno se relacionada habitualmente en la lengua autonómica, sobre cuál es la que se utiliza en las relaciones familiares y sobre si el estudiante ve películas, escucha la radio o tiene música en valenciano.

Fotos

Vídeos