Pacientes pasan la noche en Urgencias del hospital La Fe de Valencia a la espera de cama para ingresar

La puerta de Urgencias del Hospital La Fe de Valencia.
La puerta de Urgencias del Hospital La Fe de Valencia. / Irene Marsilla

El personal denuncia un aumento de la presión por reducción de plazas de hospitalización, cierre de ambulatorios por la tarde y falta de refuerzos

Laura Garcés
LAURA GARCÉSValencia

La unidad de Urgencias del Hospital La Fe ha sufrido en los últimos días un incremento de la presión asistencial. Como consecuencia de ello, el lunes por la mañana 11 personas se encontraban a la espera de cama para ingresar tras haber permanecido una noche, «entre 12 y 17 horas», pendientes de pasar a planta. A la una de la tarde, de todos ellos, cuatro habían obtenido habitación. Quedaban entonces siete sin cama asignada.

¿Qué está ocurriendo? La situación descrita, denunciada por CC.OO, llega a juicio del sindicato como resultado del cierre de un centenar de camas en el centro sanitario, la reducción de horarios en los centros de salud y el diseño de unos planes de verano que no se ajustan a las actuales circunstancias sociales.

La dirección del centro sanitario confirmó a media tarde que en ese momento eran tres los pacientes «pendientes de asignación de cama». Aclararon que se encontraban «en cama en el área de Urgencias, siendo atendidos en todo momento por personal sanitario».

Desde la delegación de CC.OO en el hospital de la avenida Abril Martorell, constataron que la situación «se está complicando» y recordaron que está previsto el cierre de un centenar de plazas de ingreso, algo que entienden «excesivo» para un hospital «siempre ocupado al 90%». Para este departamento de salud «cerrar cien camas supone una merma de la calidad asistencial», ya que si bien «disminuye la actividad en los quirófanos, no lo hace en servicios como el de Urgencias. Esto es un recorte encubierto».

La reducción de plazas de ingreso no es este el único motivo que a juicio de los representantes de los trabajadores conduce a saturar Urgencias. También consideran la influencia del recorte de horario en los servicios de atención primaria especialmente en las zonas turísticas. CC.OO se pregunta qué justifica «el cierre por la tarde de los consultorios en las playas», medida «que no tiene sentido».

No acaban ahí las razones que explican la radiografía de La Fe. La formación sindical insiste en no perder de vista que la dirección del departamento de salud lleva muchos años repitiendo un patrón de plan de verano que consideran superado. «No se cubren todas las plazas de trabajadores» por las vacantes y «tienen que cerrar camas y agrupar salas», algo que además de saturar la actividad asistencial « llevará a un aumento de las listas de espera». Citan como ejemplo que «Urgencias sigue con los mismos trabajadores. No han reforzado». Recalcan que las circunstancias sociales aconsejan renovar el modelo de plan de vacaciones porque la demanda asistencial es distinta: «La gente ya no sale tanto de vacaciones dejando vacía la ciudad y la población está muy envejecida».

Fotos

Vídeos