La oposición carga contra la estrategia de Ribó de ayudar a entidades catalanistas

PP y Cs rechazan el convenio con El Micalet para financiar actividades hasta 2020: «Estaremos vigilantes del uso del dinero»

P. M.

valencia. La aprobación de un convenio con la Sociedad Coral El Micalet hasta 2020 provocó ayer las críticas de los dos grupos de la oposición. El documento pasó por la junta de gobierno con un informe de Intervención General que pone reparos al mismo, al entender que no ve motivos para que las mismas actividades no salgan a concurso. Pese a la circunstancia de ir contra el criterio de los técnicos municipales, el acuerdo llevado por la alcaldía salió adelante.

El portavoz del grupo popular, Eusebio Monzó, criticó que la «concesión continua de subvenciones a entidades muy próximas al catalanismo por parte de Ribó y sus socios del tripartito no nos extraña, porque el alcalde, por mucho que lo ha intentado disimular en los últimos años, no ha renunciado a su sentimiento nacionalista y contrario a las señas de identidad y tradiciones valencianas».

El convenio incluye el acuerdo para la cesión de locales, la celebración de conciertos y otros espectáculos, así como otros eventos. Incluye la ayuda del pasado año por 25.000 euros y deja abierta la financiación de las tres ediciones siguientes, una vez se cierre la programación entre ambas partes.

El acuerdo incluye el pago de 25.000 euros en 2017 y no define la aportación de los siguientes ejercicios Monzó critica que el documento se aprobó en la junta en contra del criterio de Intervención

La sociedad es la impulsora de la cabalgata de las magas republicanas, que este año ha tenido su tercera edición y suele celebrarse a principios de enero. El evento tiene su origen en un desfile celebrado en Valencia en 1937, donde en el transcurso de la guerra civil se realizó un acto de culto a mayor loa de Stalin y la URSS.

Si esas credenciales no son suficientes, las magas que representan la libertad, la igualdad y la fraternidad hacen un recorrido en calesa prácticamente idéntico a la cabalgata de los Reyes Magos, lo que fue interpretado desde el primer año como el deseo de competir con el acto religioso. El alcalde Ribó las recibió en 2016 y llegó a intervenir con un claro mensaje de apoyo, que en los dos años posteriores minimizó al limitarse a recibirlas.

Para Monzó, lo «ahora ya ni se esconde ni disimula porque no tiene reparos en firmar convenios de colaboración con la sociedad El Micalet, que organiza el esperpento de la cabalgata de las magas, en contra del criterio de la Intervención municipal, que le ha advertido que las subvenciones no tienen justificado el interés público».

El edil añadió que «es inadmisible que Ribó dé ayudas económicas de manera arbitraria, con el fin de favorecer a entidades afines ideológicamente a Compromís, PSPV y València en Comú, y mientras discrimina a entidades históricas de Valencia como Lo Rat Penat».

El portavoz de Ciudadanos, Fernando Giner, dijo por su parte que «Ribó debe cesar las subvenciones a entidades independentistas. Su primera decisión de Ribó al empezar el año fue dar dinero de todos los valencianos a entidades ligadas a Eliseu Climent por un importe de 13.000 euros». Sobre los reparos de Intervención, exigió que «tenga en cuenta los criterios de los funcionarios que velan por la transparencia de la Administración», al incluir el expediente los reparos a la firma del convenio.

Fotos

Vídeos