Oltra achaca el retraso de decenas de adjudicaciones a la falta de personal

La consellera Mónica Oltra, en el centro, en la presentación de la campaña 'La quarta pota', ayer. / LP
La consellera Mónica Oltra, en el centro, en la presentación de la campaña 'La quarta pota', ayer. / LP

La conselleria tiene 41 licitaciones y expedientes de centros de mayores, menores y dependientes sin resolver por valor de 320 millones de euros

Daniel Guindo
DANIEL GUINDOValencia

La consellera de Igualdad y Políticas Inclusivas, Mónica Oltra, reconoció este miércoles el atasco que está sufriendo el departamento para concretar las decenas de concursos y adjudicaciones que tiene pendientes, algunas incluso desde hace un año, relativas a residencias de ancianos y dependientes y centros de menores, especialmente. Sin embargo, achacó estos retrasos a la falta de funcionarios, la complejidad de algunos de los procesos y a que el anterior Gobierno de la Generalitat dejó buena parte de estas adjudicaciones caducadas o a punto de finalizar. Oltra contestó así a las críticas de la portavoz adjunta del grupo popular en Les Corts, María José Catalá, quien denunció la pasada semana que la conselleria tiene 41 licitaciones y expedientes de centros de mayores, menores y dependientes por adjudicar o resolver por valor de 320 millones de euros, «una gestión nefasta e ineficaz que afecta ya a más de 5.000 personas». Entre ellos puso como ejemplo la contratación de 3.300 plazas en residencias para mayores o los doce centros de menores con los expedientes sin formalizar, entre los que se encuentran unas 600 plazas de atención residencial en centros de acogida.

Sobre ello, la vicepresidenta replicó que el concurso de las 3.300 plazas de residencias para mayores es un concurso muy complejo y en el que «se ha dejado en manos de los técnicos cualquier decisión, porque un concurso debe tener unos pliegos técnicos, no políticos». Así, añadió, «hemos pasado de adjudicar las cosas a dedo a que sean los técnicos» que, además, «llevan el ritmo que llevan por la carga de trabajo que estamos imponiendo». Oltra señaló también otro motivo del retraso: «cuando llegamos al Gobierno la mayoría de los concursos estaban a punto de caducar o caducados. Y ahora ha habido un tapón de la actividad que hemos generado para que todo vaya por contrato, transparente y legal».

«De las residencias quedan dos lotes por adjudicar y en menores están siguiendo su curso al ritmo que técnicamente es posible con la falta de personal que tenemos», recalcó la consellera, para añadir que el ministro de Hacienda y Función Pública, Cristóbal Montoro, «nos tiene puesta la bota encima con la tasa de reposición y no nos permite ampliar la plantilla, que es lo que haría falta para poder abordar estas cuestiones con mayor celeridad».

Oltra realizó estas valoraciones después de presentar la campaña informativa 'La quarta pota', con la que la conselleria pretende reivindicar los servicios sociales como una parte fundamental del estado de bienestar y que deben suponer esa cuarta pata que completaría a la sanidad, la educación y las pensiones. La cartelería y el vídeo promocional ha tenido un coste de unos 17.000 euros.

Fotos

Vídeos