Los olores de Valencia

Seis vecinos describen cómo huele la capital del Turia | Flores y brisa marina en la plaza del Ayuntamiento, naturaleza y campo en el Mercado Central y en Benimaclet comida y hogar, suciedad durante los fines de semana

G. MORANT

En las ciudades existe un ambiente invisible, olores peculiares que distinguen cada rincón y que se quedan marcados en el recuerdo de cada uno de los vecinos del barrio. ¿ A qué huele Valencia? En fallas los aromas se disparan, pólvora, churros, flores... Pero, ¿ y el resto del año?

El olfato tiene una enorme influencia sobre cómo percibimos los lugares. Y cómo los recordamos. El olor se queda registrado en nuestra memoria con más fortaleza que cualquier imagen, por imponente que sea. A través de los aromas que percibimos somos capaces de revivir recuerdos escondidos en lo más profundo de nuestra mente. El cerebro forja un vínculo entre el olor y un recuerdo que puede afectar incluso en nuestro estado de ánimo.

Con un breve recorrido por la capital del Turia se puede obtener una recopilación de los olores más característicos de diferentes zonas de la ciudad. Visita con LAS PROVINCIAS los olores de Valencia.

Mercado Central

Valencia cuenta con más de una decena de mercados distribuidos por los diferentes barrios de la ciudad. Entre ellos, el Mercado Central, punto de encuentro de olores naturales, como la fruta y la verdura, frescos como los productos del mar y potentes como el de los embutidos curados. En la visita nos encontramos con Laura y Mireia. Los aromas del mercado le ofrecen a Laura el recuerdo de "las cosas del campo, como se hacían antes", "olores de productos frescos", "casi aseguraría que son productos del día", asegura. Para Mireia el mercado central "huele a huerto, a pueblo". Una mezcla entre "pan, fruta y jamón serrano" que le trasmite una sensación agradable "de nostalgia del pueblo, de mis abuelos".

Plaza del Ayuntamiento

Qué se esperaría oler en el centro de una plaza... En la capital del Turia se puede distinguir una mezcla de flores, brisa del mar y el inevitable humo de los coches. Allí, en el corazón de Valencia, Maria, Eloy y Jose Luís huelen a playa, olores que les evocan al verano y a los recuerdos vividos allí mismo. "Huelo a Valencia, a mar"..."un olor que me recuerda a mi juventud, buenos recuerdos todos", asegura Maria. A Eloy el olor a flores de la plaza le recuerda "a las fiestas, a la ofrenda"... "sensaciones muy buenas". Y Jose Luís huele " a verano", "a brisa del mar", un aroma que para él "es un olor en si mismo, no sabría relacionarlo con un olor en concreto", asegura el valenciano.

Plaza de Benimaclet

Uno de los barrios de moda, con calles llenas de estudiantes ansiosos por tomar una cerveza a luz del sol o de la luna. ¿A qué huele Benimaclet? Durante la temporada de abono, el olor fétido de los campos llega hasta cada calle y esquina. Maite, una vecina del barrio, asegura que el olor de Benimaclet le recuerda "a su hogar". Además, en las diferentes calles del barrio se distinguen aromas "de comida oriental, fritos y muchos otros". Uno de los aspectos que Maite destaca es la nube maloliente que se posa sobre algunas partes del barrio como en la plaza de Benimaclet durante los fines de semana.

Y así cientos de olores se pueden identificar en Valencia. Y así la mayoría de ellos- claro está -son la huella de un buen recuerdo.

Fotos

Vídeos