Oliver asume la portavocía de València en Comú y mantiene sus concejalías

María Oliver, en el hemiciclo municipal.
María Oliver, en el hemiciclo municipal. / irene marsilla

Neus Fábregas, que se incorpora al grupo municipal, se impone a Jaramillo y se queda las áreas de Cooperación y Transparencia

I. DOMINGO VALENCIA.

Incógnita despejada en el grupo municipal de València en Comú (ValC). Ganan María Oliver y Neus Fábregas -que entra en el Ayuntamiento tras la dimisión de Jordi Peris- y pierde Roberto Jaramillo, quien, no obstante, mantiene las competencias como diputado provincial.

Oliver seguirá como la edil del grupo con más peso al concentrar cuatro concejalías, la coordinación de un área y la portavocía del grupo, ya que ayer la mesa de coordinación de ValC la ratificó en ese puesto tras estar asignada de forma provisional tras la marcha de Peris. Así, Oliver coordinará el área de Educación, Juventud y Deporte y gestionará las concejalías de Educación, Acción Cultural, Patrimonio Municipal y Vivienda.

Hasta ahí, todo igual. Renuncia a Juventud, que pasa a manos de Jaramillo, que, al mismo tiempo, ve como sus competencias tendrán como titular a Neus Fábregas. La hasta ahora asesora municipal de ValC se pone al frente de Transparencia y Cooperación Internacional y gana el pulso a Jaramillo, con quien tuvo un enfrentamiento el verano pasado cuando el edil quiso destituirla pero el plenario de la formación política frenó la decisión.

Estos dos departamentos encajan con el perfil de Fábregas, especialista en temas de cooperación e inmigración y activista en movimientos sociales. La concejal, que todavía tiene que tomar posesión de su acta en un pleno extraordinario, será también presidenta de la junta de distrito de Exposición y coordinadora del área de Participación e Innovación Democrática, ambos desempeñados por Peris hasta la semana pasada. También tendrá la cartera de Participación Ciudadana y Acción Vecinal.

El resto de competencias del exconcejal Jordi Peris serán asumidas por Roberto Jaramillo: Innovación, donde se engloba la fundación Las Naves -pendiente de convocar un patronato urgente, como recordó ayer el grupo popular, y de nombrar a nuevo gerente tras el cese de Rafael Monterde-, y Cambio Climático y Energías Renovables.

En un comunicado, la mesa de coordinación de València en Comú calificó esta reestructuración de competencias municipales como «la mejor respuesta ante la nueva etapa para seguir siendo la herramienta municipalista necesaria en la transformación de la ciudad».

Una redistribución que deberá ser ratificada por el alcalde de Valencia, Joan Ribó (es de quien dependen todas las competencias pero las delega), quien por la mañana destacaba que «los cambios que se produzcan o no en el equipo de gobierno se hablarán con todos los portavoces del gobierno de la Nau». Ribó también avanzó que está previsto que hoy mantenga una reunión con María Oliver para hablar sobre este tema.

Fotos

Vídeos