El ocio nocturno cifra en 700 los despidos por la prohibición de aparcar en el carril bus

El carril bus, vacío por la noche.
El carril bus, vacío por la noche. / juanjo monzó

Los empresarios de Fotur exigen al Ayuntamiento una mesa de diálogo para poder plantear propuestas alternativas a la restricción

S. S./S. A./I. D.

valencia. Los empresarios del ocio nocturno arremetieron ayer, por segunda vez en una semana, contra la decisión del Ayuntamiento de prohibir el aparcamiento nocturno en el carril bus, una decisión que se aprobó el 20 de mayo y que ha acarreado consecuencias para el sector al suprimirse cerca de 2.000 plazas de estacionamiento en la ciudad.

Lo habían alertado semanas atrás y ayer, durante la firma de un convenio con la Agència Valenciana de Turisme, la Federación de Ocio, Turismo, Juego, Actividades Recreativas e Industrias Afines de la Comunidad Valenciana (Fotur) cifró entre 400 y 700 los trabajadores despedidos, de forma directa o indirecta, en el sector. «Será un efecto dominó», señaló el presidente de la entidad, Víctor Pérez, que también destacó que la actividad en zonas de ocio y la demanda de restauración ha disminuido entre un 40 y un 60%.

Por ello, ante el temor de que las cifras se eleven en otoño, una vez pasada la temporada estival, Pérez reclamó al Ayuntamiento una mesa de diálogo para exponer alternativas a la prohibición de aparcar en el carril bus «que compaginen el bienestar de los vecinos, la movilidad y el ocio» porque, reiteró, la medida está «perjudicando gravemente» al sector.

Más servicio de metro

Entre ellas figuran la prolongación del servicio nocturno de metro, especialmente en el área metropolitana, (un aspecto para el que ya se han sentado con Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana), o la posibilidad de que en grandes avenidas se pudiera aparcar en un sentido de la calle los días pares y en otro los días impares, de tal manera que la circulación de los autobuses se combinara con el estacionamiento de vehículos.

Sin embargo, según los empresarios del ocio nocturno, el Consistorio y la concejalía de Movilidad que dirige Giuseppe Grezzi, se han negado a sentarse con ellos. «El Ayuntamiento presume de transparencia y diálogo y es todo mentira. Nunca nos han recibido y lo hemos reclamado por todos los medios, incluso por registro de entrada, el alcalde y el concejal gobiernan para todos los valencianos, no sólo para los que les han votado», lamentó el presidente de Fotur.

Además, recordó que los vecinos de muchas zonas también están afectados por la prohibición, ya que hay muchas fincas que no tienen plazas de garaje. «Qué tiene que ver la calle de la Paz con la gran vía Germanías», se preguntó. «En la primera no hay ocio y sí que hay vecinos que podrían haber seguido estacionando en el carril bus por la noche», detalló Víctor Pérez.

Fotos

Vídeos