Un obstáculo legal posterga tres días el rescate de un gato en Valencia

Azotea de las Ánimas Docks del Puerto.
Azotea de las Ánimas Docks del Puerto. / LP

La protectora de animales Modepran ha ejecutado esta tarde el salvamento del minino, atrapado en la azotea de las Ánimas Docks del Puerto

ITZIAR SILVESTRE

La protectora de animales Modepran ha podido ejecutar esta tarde el rescate de un gato atrapado en la azotea de las Ánimas Docks del Puerto, tres días después de que la organización diera el primer aviso a la Policía Local y tras encontrarse con la negativa de esta para acceder al edificio. El animal, un cachorro de entre tres y cuatro meses, no ha aparecido, tal como ha confirmado la cuidadora Rosa Cazorla. En su lugar, los cuidadores se han encontrado con cuatro cachorros "en mal estado", indica la voluntaria.

La protectora valenciana Modepran daba aviso este lunes de un gato atrapado en la azotea del antiguo edificio de esta discoteca valenciana. Esta mañana, después de tres días, el animal continuaba sin ser rescatado. Cuando la protectora llegó al edificio, deshabitado desde mayo, junto con los bomberos la noche de ayer, se encontraron con el impedimento de la policía local de intervenir al animal por encontrarse dentro de una "propiedad privada", tal como ha comunicado Cazorla a este diario.

Ha sido este mediodía cuando la Policía Local ha podido confirmar el permiso de los propietarios del edificio que daba vía verde a bomberos y animalistas para actuar. El rescate iba a producirse, en prinicipio, sin acceder al edificio, con una grua externa, dado el "mal estado" de la construcción. En cambio, según informan fuentes de Modepran, ha sido uno de los propietarios de las Ánimas Docks quien se ha presentado para abrir el edificio y facilitar el acceso tanto a la protectora como a los bomberos.

Una vez dentro del edificio, las voluntarias de la protectora valenciana han encontrado cuatro cachorros con signos de enfermedad, dos de ellos ciegos. Ahora, Modepran se hará cargo de su cuidado y les dará asistencia veterinaria, para facilitar posteriormente su adopción.

Respecto al gato cuyo rescate ha sido el motivo de esta inmersión, los bomberos han dejado abierta una puerta de acceso al interior del edificio, donde los cuidadores han dejado alimento y agua. "Es muy probable que el cachorro se haya escondido en alguna tarima, esperemos que esté bien y que salga cuando caiga la noche".

La protectora Modepran ha transmitido sus quejas al diario por el bloqueo interpuesto por la Policía Local para ejecutar el rescate del animal. Los cuidadores ponen énfasis en el riesgo bajo el que se encontraba el cachorro al permanecer tres días sin alimento ni bebida, a causa de un obstáculo burocrático. "Para nosotras el rescate era urgente, para la Policía Local, al parecer, no importaba", ha señalado la cuidadora Rosa Cazorla.

Fotos

Vídeos