Las obras para mejorar la unidad de Urgencias del Hospital Clínico de Valencia se eternizan

Acceso a Urgencias del Clínico por Menéndez Pelayo. / irene marsilla
Acceso a Urgencias del Clínico por Menéndez Pelayo. / irene marsilla

El sindicato UGT reclama que acabe el proyecto iniciado en mayo de 2015 en la parte que afecta a la entrada por Menéndez Pelayo

Laura Garcés
LAURA GARCÉSValencia

Las obras de ampliación y mejora de las instalaciones de la unidad de Urgencias del Hospital Clínico de Valencia, que comenzaron en mayo de 2015, no han terminado todavía. Es la denuncia que trasladó ayer la representación del sindicato UGT en el centro sanitario de la avenida Blasco Ibáñez. A la constatación de esa circunstancia añadieron la reclamación de que las intervenciones previstas acaben pronto.

José Santamaría, representante de UGT en el Clínico, destacó que desde la fecha de inicio de la intervención, está pendiente la obra para «la sala de espera de familiares». Asegura que la razón de que no se haya ejecutado esta parte del proyecto es que está prevista «la instalación de una marquesina en la calle y ello comporta reordenar el tráfico» en las inmediaciones de la entrada a Urgencias, área recayente a la avenida de Menéndez Pelayo.

Las circunstancias que rodean a la obra prevista en un hospital pendiente del proyecto de ampliación anunciado por la Conselleria de Sanidad llevan a la formación sindical a preguntarse «dónde se encuentra bloqueada esta cuestión» y, como consecuencia de ello a enfrentarse a «una obra inacabada».

UGT asegura que se han ejecutado otras partes del proyecto como el aumento de boxes de observación

La crítica de Santamaría se centra en el hecho de las dificultades que genera el acceso de las ambulancias al servicio hasta el punto de que a su juicio no se respeta como debiera «la privacidad y seguridad de los pacientes». Sin embargo, aseguran que si «estuviera acabada la marquesina habría una entrada» al servicio que ofrecería mayor confortabilidad. Además, se liberaría la elevada presencia de ambulancias en el patio central del hospital.

Santamaría expone otras razones en las que apoya su reivindicación. Cita que la sala de espera de familiares de la primera planta se «ha convertido en un área de preingreso que en realidad es de ingreso», circunstancia que obliga a que los «especialistas se tengan que desplazar hasta allí desde sus servicios correspondientes» en función de la patología de los pacientes. A esta crítica añade el agradecimiento por la disposición de un profesional que se encarga de informar a las familias del estado del paciente.

La utilización del espacio destinado a familiares para preingreso ha llevado a que la sala de espera se haya situado «en el hueco de una escalera», algo que disgusta a la formación sindical. Pero, además, lamentan que el hecho de que no se haya terminado la intervención en Urgencias también ha determinado que los pacientes que acuden al centro sanitario en busca de atención urgente tienen que aguardar «en el vestíbulo».

Pese a las críticas por la parte de las obras que no están terminadas, UGT recuerda que sí se han acometido otras actuaciones programadas en 2015. En particular se refieren al aumento del número de 'boxes' de observación, aunque aseguran que «han quedado insuficientes». Santamaría apoya esta afirmación en la saturación que soporta el centro sanitario ante situaciones de elevada presión asistencial como la que suele acompañar al invierno. Según sus declaraciones ayer había «siete personas en pasillos a la espera de cama». La dirección del hospital confirmó a última hora de la mañana que los pacientes habían ido ingresando.

Sanidad anuncia que prevé disponer del proyecto de ampliación del hospital a final de año

A juicio del representante sindical ello demuestra que «la ampliación de boxes no es suficiente». Comprende que no se justifica una inversión para «una situación puntual de aumento de la actividad asistencial una semana», pero al mismo tiempo afirma que «ya llevamos varios meses» con situaciones de picos asistenciales.

UGT ha reivindicado en numerosas ocasiones la necesidad de espacio en el Clínico. En este sentido cabe recordar que el pasado diciembre el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, suscribió con el rector de la Universitat Politècnica de València, Francisco Mora, la adquisición de la antigua escuela de Agrícolas , edificio contiguo al centro sanitario, para ampliar el hospital. Está previsto que a final de este año se conozca el proyecto técnico para que a principios de 2019 comiencen la obra con un plazo de ejecución aproximado de 18 a 22 meses.

Fotos

Vídeos