Los objetos más curiosos que los valencianos pierden en el metro

Un metro en la ciudad de Valencia./Irene Marsilla
Un metro en la ciudad de Valencia. / Irene Marsilla

Metrovalencia recogió durante 2017 más de 5.700 artículos perdidos por los viajeros

EFE

Metrovalencia recogió durante 2017 más de 5.700 objetos perdidos por los viajeros, sobre todo tarjetas de transporte, carteras y monederos, llaves y mochilas, aunque también se encontraron dentaduras, muletas, números de lotería, dosis de insulina o sillas de oficina.

En concreto, la dirección de Clientes y Accesibilidad de Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana (FGV) recogió durante el pasado año un total de 5.728 objetos perdidos por los usuarios de Metrovalencia, un 18 % más que el año anterior, la cifra más alta de la última década, según un comunicado de FGV.

Otros artículos sorprendentes que ha recogido el personal de FGV son muletas, maletas, máquinas de escribir, cheques, sillas de ruedas, ordenadores portátiles, bicicletas, boinas, partes de baja, nóminas, uniformes, recetas e informes médicos, trasportines de animales e incluso el contrato de arrendamiento de un piso.

Estos datos suponen que se olvidan de media quince objetos al día y 477 objetos mensuales, que son guardados como mínimo un mes en las estaciones donde se custodian y un mes más en las instalaciones de València Sud. Transcurrido dicho periodo de tiempo, y si sus dueños no lo han reclamado, se entregan a la Policía Local de Valencia.

Los diez objetos que más aparecen

Los diez objetos que más aparecen en los metros y tranvías de Valencia y su área metropolitana son, por este orden, tarjetas de metro o autobús, carteras y monederos, llaves, mochilas, documentación (DNI, pasaportes, permiso de conducir, tarjeta sanitaria), gafas o sus fundas, carpetas, teléfonos móviles, paraguas y bolsos.

Además, hay épocas propicias para perder determinados objetos, pues en diciembre y enero el personal de FGV encuentra más tarjetas bancarias por las compras de Navidad; en marzo, por las Fallas, cualquier tipo de objetos; en mayo, con la llegada del buen tiempo, gafas, y en octubre sobre todo paraguas, bufandas y guantes.

Meses en los que hay más olvidos

Los meses en que más artículos se extravían son marzo, noviembre y mayo, seguidos de febrero, enero y diciembre. Cuando menos objetos se pierden es en agosto, julio y junio, meses en que existen más periodos vacacionales y el número de clientes de FGV se reduce respecto al resto del año.

El protocolo de actuación establecido consigue que los dueños recuperen el 33'76 % de sus enseres, que es inmediato si se trata de objetos de valor, y el resto se entrega a la Policía Local o se traslada a un punto verde o de reciclaje si tienen un evidente desgaste o deterioro.

Puntos de entrega y recogida

Las estaciones con Espai del Client (Colón), los Centros de Atención del Cliente de Xàtiva, Benimaclet y Aeroport, y los Punt del Client (Àngel Guimerà, Empalme, Torrent Avinguda, Amistad-Casa de Salud, Marítim-Serrería, Alboraya-Palmaret y Mislata) son los puntos de entrega y de recogida por parte de los usuarios en una primera fase, antes de ser trasladados a la sede central de València Sud.

Transcurrido un mes, los objetos son recogidos y llevados a una dependencia de València Sud para intentar localizar al dueño, dar de baja para su reciclaje según su estado o bien entregarlos a la Oficina de Objetos Perdidos de València transcurrido otro mes.

Se distinguen los objetos de valor para darles un trato especial en la cadena de custodia, acompañando fotografías y utilización de caja fuerte.

Los documentos oficiales (como DNI o pasaportes) son entregados a la policía con la mayor brevedad para intentar localizar a su propietario, y las tarjetas bancarias son destruidas para que no puedan ser manipuladas.

Fotos

Vídeos