Nuevas señales completarán la retirada del nombre Marina Real Juan Carlos I

Banderolas con la denominación original, en 2009. / j. j. monzó
Banderolas con la denominación original, en 2009. / j. j. monzó

El Consorcio saca a concurso la renovación de las placas colocadas por la Copa América y pondrá los rótulos elegidos por votación

P. MORENO VALENCIA.

Un total de 94.369 euros costará la compra e instalación de toda la señalización necesaria que se repartirá en la Marina de Valencia, según un concurso publicado ayer y en el que las empresas tienen hasta 15 días naturales a partir de hoy para presentar las ofertas. El encargo incluye la retirada de todas las señales actuales en la dársena, con lo que se eliminarán los últimos vestigios de la Marina Real Juan Carlos I, denominación comercial que imperaba hasta el pasado marzo.

Fuentes de la entidad indicaron ayer que el futuro contrato no tiene que ver con aquella decisión, tomada en el marco del plan estratégico del Consorcio y defendida por el director general, Vicent Llorens, como una «cuestión de toponimia» para ubicar la dársena en las campañas de promoción y turísticas.

Sea como sea, la señalización en la dársena eliminará el nombre de Marina Real Juan Carlos I en el caso de que todavía persista alguno en las placas indicativas. En algunas zonas de Valencia y en los accesos de la ciudad también se mantiene aún el nombre original.

La supresión del nombre del monarca emérito originó críticas de la oposición municipal y no pasó por el consejo rector del Consorcio, al considerarse que se trataba de una marca comercial, competencia de la dirección de la entidad donde participa el Gobierno, la Generalitat y el Ayuntamiento.

Desde el pasado marzo, el logo comercial de la Marina no incluye el texto 'Marina Real Juan Carlos I', tras una remodelación completa de la imagen promocional de la dársena. También se suprimió el perfil del Veles e Vents, para no afectar según se dijo a la estrategia de promoción de las empresas concesionarias del edificios, que alberga locales gastronómicos y culturales.

La puesta en marcha de la señalización que ha salido a concurso pretende dar respuesta al proceso denominado 'Veus de la Marina', donde se llevó a votación una serie de alternativas de nombres para rotular varias zonas de la dársena. Finalmente, los que más apoyo recabaron fueron siete rótulos llamados paseo de la Escollera, plaza de la Sal, plaza de la Ola, plaza del Agua, plaza de las Horas, calle de la Travesía y plaza del Horizonte.

En algunos casos corresponde a nombres elegidos por edificios cercanos, como es el caso del edificio del Reloj o la larga calle interior que separa los tinglados 4 y 5 de algunas de las bases construidas para la Copa América de vela, ocupadas en la actualidad por empresas náuticas o dedicadas a impulsar proyectos de emprendedores.

Los empresarios de la Marina reclaman desde hace tiempo la nueva señalización, además de la reordenación del tráfico para facilitar el acceso a sus clientes. La planta viaria actual es especialmente complicada en las inmediaciones de la parte sur, donde hay varios restaurantes en funcionamiento. El Consorcio tiene un plan a medio plazo para la apertura de una serie de jardines y zonas de descanso que faciliten la llegada de público a la dársena, aunque sigue a la espera de financiación para acometer las obras.

Más

Fotos

Vídeos