Las nuevas promociones de viviendas de Valencia tendrán que dejar suelo para huertos urbanos

Los huertos de Malilla, cuya convocatoria se abrirá en mayo. / lp
Los huertos de Malilla, cuya convocatoria se abrirá en mayo. / lp

El Casino del Americano o Marxalenes, entre los espacios que baraja el Ayuntamiento para instalar futuras parcelas

ISABEL DOMINGO

Las futuras actuaciones urbanísticas en la ciudad tendrán que contemplar una reserva de suelo para la implantación de huertos urbanos. Es uno de los anuncios que realizó ayer la concejala de Parques y Jardines, Pilar Soriano, durante la presentación de las novedades de la ordenanza reguladora de los procesos de concesión de autorizaciones para la gestión de estas parcelas agrícolas.

«En las futuras urbanizaciones se contemplará que dentro del perímetro estén los huertos», aseguró Soriano, que también apuntó al Casino del Americano y al parque de Marxalenes como próximos espacios en los que «tendrían cabida». En el último caso, ya existía un proyecto de dimensiones pequeñas que actualmente revisa la concejalía.

Según la edil, Valencia cuenta con «mucho suelo susceptible» de contar con este tipo de parcelas de uso ciudadano, por lo que su número irá en aumento «pero primero hay estudiar la posibilidad de realizar la inversión». Porque la nueva ordenanza contempla que el Consistorio únicamente habilitará huertos urbanos en suelos públicos municipales, un aspecto que ayer remarcó Soriano en varias ocasiones. «No puede haber inversión municipal en solares que no sean públicos; puede haber una concesión o un acuerdo puntual pero, hoy por hoy, en terreno municipal», resaltó durante su intervención.

El proceso de solicitudes para las parcelas de Malilla se abrirá en mayo y en julio, el de la Rambleta

De hecho, los dos huertos urbanos que existen actualmente bajo la tutela de Parques y Jardines están rotulados como espacios libres, es decir, jardines y «de cara al futuro se contempla utilizar los espacios en grandes jardines y zonas verdes de nueva construcción». Eso en el caso de esta concejalía, ya que los tutelados por el Consell Agrari, como los de Sociópolis (que tendrán que adaptarse a la nueva ordenanza conforme acaben las concesiones) podrán estar en otro tipo de suelos municipales.

En el caso de los privados, como el caso de los existentes en Benimaclet, la concejala recordó que al no ser de titularidad municipal son los particulares interesados y los propietarios quienes deben alcanzar un acuerdo.

138 parcelas

De momento, Malilla y la Rambleta serán los próximos huertos urbanos que se pondrán a disposición de los vecinos, ya que las bases reguladoras para su concesión se aprobarán en la junta de gobierno de mañana. La previsión del Ayuntamiento es que en mayo se abra la primera convocatoria para las solicitudes.

Serán 90 parcelas en el parque de Malilla y otras 48 en la Rambleta, donde, además, habrá una decena de huertos adaptados para personas con diversidad funcional. El periodo de adjudicación se establecerá en las bases, «pero no irá más allá de cuatro años». La responsable de Medio Ambiente detalló que la actividad deberá comenzar en un periodo máximo de tres meses.

Los solares privados que no tengan uso quedan al margen de la ordenanza municipal

La ordenanza establece que la competencia se otorgará a una sola entidad «por seguridad jurídica» aunque, eso sí, «otros colectivos podrán unirse para repartir el uso». En la adjudicación se dará prioridad a aspectos como propuestas de formación en agricultura ecológica o la integración de colectivos escolares.

Fotos

Vídeos