Más de 500 niños en edad escolar no asisten a clase en Valencia

El Consistorio presenta un plan contra el absentismo en el que gastará 334.000 euros y llevará los casos más crónicos a la fiscalía

Á. S.

valencia. Los servicios municipales de Valencia tienen contabilizados 513 menores que no acuden a clase de manera regular. Para intentar reducir este número, el Consistorio invertirá 334.000 euros en un nuevo plan contra el absentismo escolar que presentó ayer la concejala de Educación María Oliver.

«Con el programa de Absentismo Escolar Municipal el Ayuntamiento de Valencia va a redoblar su trabajo para desjudicializar el absentismo en nuestra ciudad, donde tenemos unas tasas muy grandes que están por encima de la media de Esoala. Se ha hecho es un gran esfuerzo económico multiplicando por cinco el presupuesto, de 65.000 euros a 334.000, y multiplicando por cuatro el personal que vamos a dedicar para evitar que uno de cada cuatro alumnos de nuestro sistema educativo no termine la educación obligatoria», explicó Oliver.

La edil popular, además, insistió en que las cifras actuales de absentismo escolar en Valencia son culpa del anterior gobierno popular: «El cumplimiento de la escolarización obligatoria es una competencia propia del Ayuntamiento, aunque el PP dejó de ejercerla pese a que nuestra ciudad tiene una tasa de abandono escolar del 23% frente al 15 por ciento en el conjunto del Estado».

En este programa se recogen los diferentes niveles de absentismo: leve (0-25% de ausencias/mes); moderado (26-50% ausencias/mes), crónico (51-100% de ausencias mes, y sin escolarizar, en casos de menores no matriculados en ningún centro educativo. María Oliver se refirió al papel de los profesores y como «colaboradores necesarios que en algunas ocasiones acaban por no denunciar para evitar que acaben en los juzgados». En estos momentos hay en la ciudad de Valencia 387 expedientes abiertos por absentismo y 126 en manos de la Fiscalía de Menores.

El protocolo de actuación del Programa de Absentismo Escolar Municipal incluye cuatro diferentes fases, la primera de las cuales arranca en el centro educativo. La cuarta fase, en casos extremos, tras todo un proceso de intervención, acaba en la Fiscalía de Menores.

Fotos

Vídeos