Muere José Colomer Sancho, abogado, pintor y escultor valenciano

Muere José Colomer Sancho, abogado, pintor y escultor valenciano

Paralelamente a su labor como jurista durante más de 50 años, en su madurez se adentró con éxito en el mundo del arte

E. S. Valencia

El prestigioso abogado, pintor y escultor valenciano José Colomer Sancho ha fallecido a los 82 años de edad.

Nacido en 1935, estudió y se licenció en la Facultad de Derecho de la Universidad de Valencia y ejerció la abogacía en esta ciudad durante más de 50 años. Con el ejercicio libre y vocacional de la profesión consiguió alcanzar un singular prestigio como viene a demostrar la posesión de la Medalla al Mérito concedida por el Consejo General de la Abogacía Española.

Paralelamente a su labor como jurista desarrolló su inclinación por las artes y la literatura, adentrándose en la escultura, ya en la madurez «sabiendo practicar esa difícil dicotomía entre su trabajo profesional y su entrega a la satisfactoria y emocionante creación» en palabras del escultor Antonio Sacramento, pseudónimo del doctor Fernando Antolí Candela, médico de extensa trayectoria clínica que supo abandonar después para una plena dedicación a la escultura en la que alcanzó fama con dicho sobrenombre artístico.

En diciembre de 2002, José Colomer organizó su primera exposición de escultura en la nueva sede del Colegio de Abogados de Valencia con motivo de la inauguración del singular edicio en el que quedó instalado. Fue presentado por consagrados artistas como el propio Antonio Sacramento, y el profesor titular de Escultura de la Facultad de Bellas Artes, Alfonso Pérez Plaza, quienes con generoso aprecio señalaron: «La primera sorpresa es encontrarse con una obra realizada por un ilustre abogado en ejercicio. José Colomer, ilusionado por el arte, cultiva la creación escultórica, búsquedas, renuncias, hallazgos. En la escultura de José Colomer no hay nada de exageración, de retoricismo. Simplemente la corporeidad, el volumen, la verdad trabajada con sencillez», dijo Sacramento.

«Pepe Colomer tiene la rebeldía del artista. Su mundo interior bulle. Venido del espacio real se alza, solitario, hacia un nuevo armamento. Tiene mucho que expresar. Es un creador», añadió Alfonso Pérez Plaza.

En mayo de 2004 destacó en una nueva muestra, primera exposición en la galería Artis de Valencia con gran aceptación. Como la tuvo la siguiente exposición en mayo de 2007 en el estudio taller Thesarte de Valencia, en la que incluyó juntamente con la obra escultórica, óleos y dibujos. El éxito en ventas y las excelentes valoraciones de la crítica especializada, hicieron que rebasara el ámbito local para alcanzar mercados más amplios, como la sala de subastas La Suite de Barcelona. Su creación se armó desde entonces y hasta su muerte en extensión y madurez.

Fotos

Vídeos