Nazaret denuncia la suciedad y el botellón del Marenostrum

RAFAEL LÓPEZ

VALENCIA. El festival de música electrónica Marenostrum, que tuvo lugar durante el pasado fin de semana, ha vuelto a ser noticia, en esta ocasión por los restos de suciedad que ha dejado, especialmente en Nazaret. Alcohol, orina y ruido. Esto es lo que ha denunciado como efectos la asociación de vecinos del barrio, quien a través de su portavoz, Julio Moltó, trasladó el malestar generalizado en la zona y lamentóado que se hable de un «plan participativo» sobre el uso privativo de la Marina Real, del que no tienen constancia».

Además, desde Nazaret Unidos también se subrayó la falta de medidas de control policial y de urinarios pues la mañana del domingo los vecinos amanecieron con «los restos del botellón, orines y malos olores» como consecuencia directa del festival, que agrupó a decenas de jóvenes por las calles del barrio, especialmente en la zona del muro que separa el puerto, el paseo y la plaza Levante.

En última instancia, la presidenta de la Federación de Vecinos de Valencia, María José Broseta, destacó la necesidad de «buscar una ubicación fija e idónea para este tipo de eventos». Asimismo, reclamó una mayor información para el movimiento vecinal antes de la celebración de este tipo de actividades, para paliar las posibles molestias.

Finalmente, durante el transcurso del festival, la Policía Nacional detuvo a cuatro jóvenes en las inmediaciones del Marenostrum. Al parecer, los agentes se dirigieron al coche y observaron como uno se bajaba del mismo para esconder una sustancia en el tapón de la gasolina. Los cuerpos de seguridad incautaron 99,2 gramos de hachís a altas horas de la madrugada, justo en el momento de su ocultación, según fuentes de la Jefatura.

Fotos

Vídeos