Bicicletas cargadas con energía solar para circular por Valencia

El proyecto contempla la instalación inicial de cuatro bicicletas, que estarán disponibles de forma gratuita con un periodo de prueba de quince minutos

EFE VALENCIA

Las Naves de València ha impulsado, en colaboración de La Marina, la instalación de un proyecto piloto de bicicletas eléctricas cargadas con energía solar, que pretende promover la movilidad sostenible urbana y la producción de energía renovable entre turistas y habitantes de la ciudad.

El proyecto, denominado "Bicis Solares" y desarrollado por la empresa CM Agua y Energía, S.L, contempla la instalación inicial de cuatro bicicletas, que estarán disponibles de forma gratuita un periodo de prueba de quince minutos, según ha informado Las Naves en un comunicado.

El objetivo de esta iniciativa es probar la instalación de esta nueva tecnología en un contexto real, y evaluar el potencial de la instalación para crear conciencia sobre la movilidad sostenible urbana y la producción de energía renovable entre turistas y habitantes de la ciudad.

El concejal de Energía Renovable y Cambio Climático e Innovación del Ayuntamiento de Valencia, Roberto Jaramillo, ha resaltado, durante la presentación del proyecto, que "además del beneficio para el medioambiente, las bicis también cumplen con una labor social al ser accesibles tanto para gente mayor como para personas con movilidad reducida".

El proyecto piloto, ubicado en La Marina, consta de 4 bicicletas eléctricas equipadas con un sistema de recarga con energía fotovoltaica renovable a través de un techo solar, en el que se han instalado los puntos de carga que aprovechan la energía diurna para suministrarla a las bicicletas de la base.

La bicicleta eléctrica elegida es accionada por un motor eléctrico de 350 vatios, y el sistema dispone de 4 paneles solares fotovoltaicos de 300 w cada uno, situados en los techos solares de las estaciones de recarga, informan las mismas fuentes.

Asimismo, la instalación es independiente de la red y tiene un sistema de baterías para aprovechar al máximo la energía producida por las placas, pero también para garantizar el suministro en caso de necesidad.

Este proyecto se ha ejecutado en colaboración con La Marina de València, donde se instalará y operará durante las próximas semanas para ofrecer a todo el público de manera gratuita la oportunidad de disfrutar de un paseo en bicicleta eléctrica.

Al final del proyecto, se analizará el impacto de la actividad incluyendo el potencial de replicación más amplia, el número de usuarios y usuarias, así como los datos sobre el CO2 no emitidos.

Esta iniciativa apuesta por las bicicletas solares como solución práctica para los problemas de contaminación, y pretende divulgar y fomentar su aplicación en otros ámbitos de la energía solar fotovoltaica como fuente energética renovable y no contaminante.

Fotos

Vídeos