Multas de hasta 300 euros por no tener permiso

Á. S. VALENCIA.

La concejalía de Comercio ha efectuado modificaciones en la Ordenanza de Venta No Sedentaria para dotar de más herramientas a la Policía Local para poder enfrentarse a los manteros, que recibirán multas de hasta 300 euros. Concretamente, el artículo 59 del texto reza: «Cuando agentes de la Policía Local o personal funcionario con competencias en materia de inspección constate una indebida ocupación del dominio público o de los espacios privados de uso público por no contar con la preceptiva autorización o por incumplir las condiciones de la misma, formularán la correspondiente denuncia, pudiéndose proceder a la retirada de los elementos o instalaciones así como al decomiso de los productos o enseres, si ello fuera posible, debiendo hacer constar todas estas circunstancias en el acta de denuncia levantada al efecto y sin perjuicio de la apertura del oportuno procedimiento sancionador». Además, serán una infracción muy grave «la venta por persona no autorizada expresamente por la administración municipal» o el ejercicio de venta ambulante sin la pertinente autorización municipal.

Fotos

Vídeos