Fallece José Vázquez Pérez, antiguo jefe de Pediatría en el Hospital La Fe de Valencia

Fallece José Vázquez Pérez, antiguo jefe de Pediatría en el Hospital La Fe de Valencia

Como médico fue un referente en cardiología infantil y un pionero en la utilización de los cateterismos

J. F. Valencia

El doctor José Vázquez Pérez, antiguo jefe de Servicio de Pediatría del Hospital La Fe, ha fallecido en su residencia de la urbanización Alfinach de Puzol, a los 79 años de edad.

Madrileño de nacimiento, el doctor Vázquez pertenecía a una familia vinculada con la profesión médica y cuando acabó la carrera tuvo la posibilidad de optar entre Valencia y Sevilla. Eligió la capital del Túria donde por recomendación de su padre se presentó ante el doctor Miguel Carmena, catedrático que ha creado escuela e ilustre médico internista, para manifestarle su intención de dedicarse a la cardiología pediátrica.

Y así lo hizo, tras ampliar sus estudios durante un tiempo en París, donde coincidió con el valenciano doctor Javier García Conde y conoció a la que sería su esposa, la catedrática de Filología Francesa de la Universitat de València, Brigitte Lepinette Lepers.

Comenzó a ejercer en el antiguo Hospital La Fe, en el año 1971, siendo jefe de sección de cardiología pediátrica puesto que no había servicio de esta especialidad. El doctor Vázquez despuntó como una autoridad en esta materia, siendo un referente no sólo en la Comunidad Valenciana sino en otras comunidades como la andaluza o la murciana, que desviaban pacientes para fueran diagnosticados por él.

Fue un pionero en la realización de cateterismos infantiles, técnica para la que necesitó equipos multidisciplinares. En este sentido el doctor Vázquez, desarrollo también una gran labor formativa, puesto que con él aprendieron toda las generaciones de especialista que han venido después.

Hombre muy competitivo, estudioso y en formación constante, optó a la plaza de jefe de Pediatría en La Fe y la ganó, razón por la que en opinión de su amigo y colega el doctor Montoya «dejó un poco de lado la cardiología para centrarse en otras facetas de su servicio; algo que me sorprendió porque él era un vocacional y para él visitar enfermos era su vida. De hecho, ya jubilado venía a veces a mi consulta a saludarme pero también a ayudarme con los pacientes».

El deporte nunca le interesó pese a los esfuerzo del doctor Montoya por hacerle aficionado al golf. Cuando se jubiló, hace nueve años, se dedicó al cuidado de sus nietos, a la lectura, su gran afición, y al bricolaje, ya que era muy habilidoso con su manos.

Padre de dos hijos, niguno siguió sus pasos y ambos se dedicaron al Derecho. El mayor, Tomás, es abogado y profesor de Derecho Mercantil de la UV. Y el segundo, Carlos, también licenciado en Derecho, hizo luego un MBA en Amsterdam y es directivo de Michelin en su sede central de Clermont-Ferrand, donde reside.

Fotos

Vídeos