Los moteros alertan de los accidentes por los baches y grietas del asfalto en Valencia

Imagen de archivo de un bache en un puente de Valencia. /J. S.
Imagen de archivo de un bache en un puente de Valencia. / J. S.

Sarrià pedirá cuatro millones más para obras este año y Cs elabora un listado con las cien calles más conflictivas para el tráfico de vehículos

P. MORENO

valencia. La Plataforma Motera por la Seguridad Vial alertó ayer del riesgo de accidentes de tráfico que se produce en numerosas calles de Valencia debido al mal estado del asfaltado de las calles. María José Alonso, portavoz de la entidad, citó como ejemplo zonas del Marítimo y de Patraix donde abundan los baches, grietas, hundimientos y otros defectos en las calzadas.

«Hay grietas por donde cabe la rueda de una bicicleta», señaló, para comentar lo peligroso que resulta en algunas rotondas. «La de entrada por la pista de Sila tiene un escalón que si no lo sabes, puedes acabar en el suelo perfectamente con la moto. En la calle Menorca sucede lo mismo», criticó, para pedir un aumento de las inversiones municipales este año.

El concejal de Desarrollo Urbano, Vicent Sarrià, admitió el mal estado de algunas calles, para considerar que se trata de vías donde «no se ha hecho ninguna mejora en los últimos 30 años». Por esa razón, anunció que además del presupuesto ordinario ha propuesto una partida de seis millones de euros (cuatro para asfaltado y dos para aceras) en el reparto de las inversiones procedentes de 2017, cuyo plazo de presentación por las concejalías a la delegación de Hacienda acaba hoy.

El grupo municipal Ciudadanos ha pedido en todas las Juntas de Distrito que se lleven a cabo labores de asfaltado en más de cien calles. En concreto en 85 viales de circulación, la pavimentación de aceras de 26, así como la mejora del asfaltado de nueve carriles ciclistas.

«Desde Ciudadanos denunciamos la dejadez de este gobierno municipal durante tres años, pues hay muchas avenidas y calles que presentan un estado lamentable de conservación que incide en la seguridad vial de conductores de vehículos, peatones y ciclistas, así como el encarecimiento del mantenimiento de los vehículos propios y de flotas como la de la EMT», explicó el concejal Narciso Estellés.

Alonso habló de grandes bulevares donde las deficiencias saltan a la vista. «La Gran Vía Marqués del Turia está impracticable en algunos tramos», dijo, mientras que Estellés apuntó a las calles por donde pasan los autobuses de la EMT. «Se nota después de Fallas lo estropeadas que han quedado las rutas por donde se han hecho los desvíos».

Sarrià defendió la gestión de su concejalía en la pavimentación de calles. «Agotamos la partida todos los años, aquí no sobra dinero», para reiterar en conseguir la cantidad pedida de los remanentes de tesorería. El presupuesto municipal dejó el pasado año sin invertir 62 millones de euros y tras el permiso del Gobierno, la idea es que el 21 de mayo el dinero esté disponible para los proyectos de las concejalías.

Alonso dijo por último que hay «giros donde las trapas del alcantarillado son un peligro, junto a una señalización muy desgastada en los pasos de peatones, con el lógico peligro de atropello a viandantes. Incluso junto a la Jefatura de Tráfico sucede esto».

Fotos

Vídeos