El mosquito tigre y las plagas de ratas obligan a subir el gasto destinado a los tratamientos

El mosquito tigre y las plagas de ratas obligan a subir el gasto destinado a los tratamientos

P. M. LOLA SORIANO

valencia. El año que acaba de finalizar ha sido especialmente complicado para la gestión de las plagas de mosquitos y roedores en Valencia. De ahí que el Ayuntamiento tuviera que incrementar el pasado mes el presupuesto destinado a los tratamientos en 540.000 euros, según la resolución que pasó por la junta de gobierno.

El contrato adjudicado el 6 de mayo de 2016 a la empresa Lokímica fijaba un gasto de 1.512.686 euros para un plazo de cuatro años, aunque luego se rectificó al alza hasta llegar a 1,71 millones de euros. Debido a los servicios complementarios en la lucha contra la propagación del mosquito tigre y las plagas de roedores, la cantidad se incrementará finalmente hasta llegar a un total de 2,25 millones de euros.

La concejalía que gestiona la edil socialista Maite Girau justifica en el informe anexo que el control del mosquito tigre y la rata de arbolado «no está incluido en el actual contrato de plagas, siendo la proliferación de ambas un hecho que no se podía prever en 2015».

Para el mosquito tigre se realiza un tratamiento específico a base de insecticidas, geles y productos similares, mientras que para las ratas se emplean raticidas colocados en piedras huecas en jardines, sin acceso para la mano de un niño, así como la instalación de bandas metálicas en las palmeras para impedir que trepen los roedores a las copas.

«Resulta necesario el control de dichas plagas sanitarias a fin de reducir, hasta niveles aceptables la presencia de aquellos organismos», para evitar lo que se considera el «deterioro de la calidad de vida de los ciudadanos».

El mosquito tigre es una plaga relativamente reciente y se trata de un insecto con una picadura más molesta que el común. Además, para su reproducción aprovechan cualquier resto de agua encharcada, sin necesidad de una superficie grande.

valencia. El concejal de Cultura Festiva, Pere Fuset, anunció ayer que reforzará la iluminación de la plaza del Ayuntamiento para recibir a los Reyes Magos. Si bien fueron muchos los vecinos presentes en la inauguración del alumbrado navideño que ya opinaron que era escaso, el edil avanzó que la decoración será espectacular. Se mejorará la decoración de la fachada y se pondrán dos puentes luminosos en la calle.

Desde el grupo popular, el concejal Félix Crespo, asegura que «se confirman nuestras denuncias en los recortes». Y añade que primero convocó un concurso «cuyo objeto era prestar el servicio de iluminación ornamental con motivo de la Navidad y los Reyes Magos por 72.600 euros y ahora, por segundo año, contrata una instalación complementaria que en 2017 ya costó 13.608 euros». Según Crespo, «Fuset vuelve a contratar a dedo».

Fuset apuntó que la cabalgata tendrá nuevo recorrido. La concentración de los participantes seguirá en la Alameda, pero el recorrido partirá de Navarro Reverter. «Se ha cambiado, consensúandolo con la Policía, para que las carrozas eviten el cambio de rasante del puente», dijo.

Los Reyes llegarán al puerto a las 17 horas y la cabalgata comenzará a las 18 horas. Partirá de Navarro Reverter y pasará por Porta de la Mar, General Palanca, General Tovar, la Paz, San Vicente, plaza del Ayuntamiento y Marqués de Sotelo. Desde las 18 horas actuará Pop's Corn de Maduixa Teatre en el balcón del Ayuntamiento y habrá dos pantallas gigantes para seguir el recorrido.

«La cabalgata llegará a los 2 kilómetros y costará 190.000 euros, 20.000 más que en 2017», añadió Fuset. Las empresas que saldrán con carroza pagarán 1.200 euros, un 20% más. Y al finalizar la cabalgata habrá un piromusical de Peñarroja con música de la Banda Municipal de Valencia.

Fotos

Vídeos