Monzó (PP) afirma que el pésimo resultado refleja la «mala gestión» del tripartito

Giner (Cs) critica la planificación a la hora de pagar expropiaciones, al desvelar que ya se sabía la urgencia de pagar 20 millones este año

P. M. VALENCIA.

El portavoz del grupo popular, Eusebio Monzó, no pudo ser más claro ayer al criticar «la mala gestión de Ribó y su incapacidad para ejecutar inversiones en la ciudad». Tras conocer los resultados de 2017, denunció que «ni se hayan ejecutado las inversiones previstas, ni se haya hecho frente al pago de las expropiaciones», para lamentar que «en definitiva tengan que ir ahora a un crédito».

Monzó manifestó que «muchos vecinos se han quedado sin inversiones para sus barrios en 2017 y eso que Ribó disponía de 157 millones de euros para invertir». Para el edil popular, en este momento «cobra mucho sentido la medida aprobada el pasado año por el Gobierno del Partido Popular que permite reinvertir el superávit a lo largo de 2017 y de 2018», para añadir que «gracias a esta medida parte del dinero que no se invirtió el pasado año, podrá hacerse ahora».

El portavoz de Ciudadanos, Fernando Giner, dijo que se refleja la «incapacidad de Ribó de hacer un presupuesto que prevea las necesidades del Ayuntamiento. Engaña a los valencianos con el presupuesto municipal», dijo.

El concejal recordó que el alcalde «sabía en septiembre pasado que tenía 20,8 millones de expropiaciones por pagar y no lo presupuestó para este ejercicio. El préstamo que ha pedido para pagar las expropiaciones supone la constatación de que Ribó es incapaz de hacer un presupuesto del nivel de una ciudad como Valencia», dijo.

Respecto a los 25 millones que Ribó ha anunciado que pedirá a los bancos, Giner acusó al alcalde de mentir. «Ha dicho en rueda de prensa que pedía un crédito puente y eso significa una financiación de 12 meses o poco más. Sin embargo, lo que pide no se pagarán ni este legislatura ni en la siguiente».

Fotos

Vídeos