La mitad de la flota de autobuses de la EMT tiene más de quince años de antigüedad

Un vehículo de la EMT retira el autobús de la línea 19 incendiado ayer. / Juanjo Monzó

El incendio de un convoy en la calle Joaquín Costa revive las protestas de los trabajadores sobre el parque móvil de la empresa de transporte

ÁLEX SERRANOValencia

Un autobús de la línea 19 de la EMT ardió ayer en la calle Joaquín Costa de Valencia. El pavoroso incendio se produjo en el motor y no hubo que lamentar heridos porque el conductor sacó a los pasajeros y vació ambos extintores, aunque sí importantes daños materiales tanto en el autobús en sí como en un vehículo aparcado al lado, pese a la rápida intervención de bomberos y Policía Local. Sin embargo, el suceso ahonda en las protestas de los trabajadores de la empresa, que critican el mal estado de la flota. De hecho, según datos a los que ha tenido acceso LAS PROVINCIAS, más de la mitad de autobuses de la empresa (un 56%, concretamente), tienen más de quince años de edad. En torno a un diez por ciento del total rozan los 20 años, aunque la edad media se sitúa en 13,34 años gracias a la compra de nuevos vehículos impulsado por el tripartito.

Más información

Con todo, lo cierto es que estas adquisiciones no palian el problema de la flota, un problema que los trabajadores de la EMT siempre han destacado y que provoca día a día que decenas de autobuses no puedan salir a la calle por averías. En concreto, 143 vehículos de los 481 de la empresa tienen 17,10 años. Se tratan de los Renault Citybus, comprados a principios de siglo. Son el 29,8% del total de autobuses de la flota. Los 81 Scania Omnicty de que dispone la EMT tienen 15,28 años de edad y suponen el 16,9% del total. Los más antiguos son los 45 Mercedes O-405-N2 que quedan en la empresa, que tienen 19,29 años de edad media.

El envejecimiento de la flota provoca no pocos incendios de autobuses en la vía pública, originados en los motores de la parte trasera delos vehículos. De hecho, es habitual que quien sube a un autobús note la temperatura elevada en los asientos situados más hacia atrás. Se trata del segundo convoy que arde este año. El pasado día 12 de enero, un articulado de la lína 89 ardió en la avenida Peset Aleixandre. Era un vehículo que databa de 2006. Los 60 pasajeros abandonaron, como ayer, el autobús sin más incidencias. Preguntado el concejal Grezzi sobre el indencio de ayer no quiso contestar, pero el pasado mes de enero su concejalía hizo hincapié en que entre 2001 y 2014 «únicamente se compraron dos autobuses lo que hizo que la edad media de la flota se disparase. Con el nuevo gobierno municipal se está revirtiendo la situación y tras la adquisición de 41 nuevos vehículos el año pasado, este año llegarán otros 37 autobuses, 14 de ellos articulados; todos ellos de tecnología híbrida y dos eléctricos».

Bomberos trabajan para apagar el fuego del autobús.
Bomberos trabajan para apagar el fuego del autobús.

Esos autobuses nuevos, por cierto, aún no han llegado, como el mismo presidente de la Empresa Municipal de Transportes confirmó la semana pasada en una rueda de prensa en la que destacó el aumento del presupuesto para personal y el aumento de viajeros. El concejal del grupo municipal popular Alberto Mendoza criticó ayer la gestión de la empresa, que tildó de pésima: «Una optimización negligente de los recursos lleva a que no se estén destinado ni los fondos ni el personal suficiente para mantener los vehículos correctamente. Esto no sólo lleva a tener que prescindir de buses también a poner en riesgo a usuarios y a trabajadores. Ribó debería ser más responsable y controlar más a su amiguete Grezzi».

Por su parte, el concejal de Ciudadanos Narciso Estellés recordó que en el último consejo de administración de la EMT llamó la atención a Grezzi y a su gerente «por la alta edad de la flota de autobuses, concentrada en unos modelos con amplia cantidad de existencias como el Citybus, los Scania y los Mercedes, recordándoles que muchos de los problemas de averías repetidas son por este motivo». «Esperemos que ahora que Grezzi presume de más presupuesto y ventas en la EMT priorice sacar autobuses en condiciones a la calle y más modernos, y deje ya de recortar servicio y frecuencias. El sábado, una línea como la 70 a mitad mañana marcaba 20 minutos de paso en los paneles. Eso no es calidad ni servicio», criticó Estellés.

Fuentes de los trabajadores recordaron ayer que en 2013 el entonces portavoz de Compromís en el Ayuntamiento de Valencia, Joan Ribó, afeaba al Consistorio, dirigido entonces por la alcaldesa Rita Barberá, el incendio de varios autobuses en la vía pública preguntándoles si tenía algo que ver con la externalización del mantenimiento.

Fotos

Vídeos