Metro y tranvía acumulan 40 jornadas de paro entre septiembre y enero

Metro y tranvía acumulan 40 jornadas de paro entre septiembre y enero

El primer calendario de movilizaciones de los sindicatos de FGV concluye hoy con una huelga de 24 horas y se retomará el martes 14

ISABEL DOMINGOValencia

Si usted es usuario habitual del metro o el tranvía, salga hoy de casa con una buena dosis de paciencia ya que hay convocada una huelga de 24 horas en este medio de transporte, lo que provocará que si habitualmente puede coger un convoy cada cinco minutos ahora tenga que esperar unos 20 o 25.

La huelga de esta jornada servirá para concluir la primera tanda de paros convocados por los sindicatos de Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana (FGV), que arrancó el pasado septiembre, y abrirá un nuevo calendario hasta mediados de enero. En total, 40 jornadas de huelga en apenas cuatro meses por la falta de acuerdo entre los sindicatos y la empresa pública que depende de la Conselleria de Obras Públicas.

En el nuevo calendario presentado por los representantes de los trabajadores, que arrancará el martes 14, sólo habrá paros parciales de cuatro horas en distintas franjas horarias. Son 23 jornadas (ocho en noviembre, nueve en diciembre y seis en enero), algunas en fechas señaladas como la víspera de Reyes, ya que el paro se desarrollará de 7.45 a 9.45 horas y entre las 20.00 y las 02.00 horas.

Hasta ahora los sindicatos habían combinado paros parciales con jornadas de 24 horas, como la de hoy. En este primer calendario ha habido 17 huelgas, de las que cinco se han prolongado durante todo el día.

No es la única huelga que sufren los servicios de metro y tranvía, ya que en este último caso hay protestas desde marzo que afectan a la línea 4. Están convocadas por todos los sindicatos y tiene como base las reclamaciones por la falta de plantilla y las condiciones laborales del personal en los gráficos de trabajo y descansos. También hubo protestas del personal de estaciones.

Hasta el momento, FGV y los sindicatos no han alcanzado un acuerdo que permita cancelar los paros programados, de ahí que los trabajadores decidieran plantear una nueva convocatoria que afecta al colectivo de circulación (maquinistas y personal del puesto de mando).

Este callejón sin salida ha provocado que, además, la empresa decidiera suspender la negociación del decimotercer convenio colectivo al entender. Según explicó hace unas semanas su director-gerente, Juan Andrés Sánchez Jordán, se estaban utilizando asuntos propios del convenio, y por tanto laborales (plazos de habilitaciones, reconocimientos médicos, entre otros aspectos), para convocar huelgas.

«Lo primero que hacen es convocar paros y después querer negociar con la presión que supone saber que se perjudica a los usuarios», criticó el gerente. El conflicto no está vinculado a causas económicas, según reconocen en FGV, sino que se mezclan diversas reivindicaciones sobre la situación de los trabajadores. Entre ellas, las discrepancias con la Ley de Seguridad Ferroviaria que está en trámite en Les Corts o el establecimiento de las diez horas mínimas de descanso entre turnos, una medida que ya se ha implantado en el resto de explotaciones ferroviarias.

Fotos

Vídeos