Un menor sufre una grave intoxicación etílica en un casal fallero de Valencia

Una ambulancia trasladó al joven de 16 años al Clínico y la Policía Local multó a la comisión por permitir que sirvieran alcohol en una fiesta de 4º de la ESO

Javier Martínez
JAVIER MARTÍNEZValencia

Un joven de 16 años necesitó atención médica y fue trasladado en una ambulancia a un hospital al sufrir una grave intoxicación etílica durante una fiesta escolar en un casal fallero de Valencia. Los hechos ocurrieron sobre las dos de la madrugada del domingo, cuando un grupo de unos 40 menores, todos ellos compañeros de clase, celebraban el fin de curso en el casal de una falla.

Tras cenar en el local, ubicado en una planta baja, los menores alargaron la fiesta hasta las dos de la madrugada aproximadamente. La celebración escolar estuvo amenizada con música y no faltaron bebidas, como refrescos y alcohol, con el consentimiento de los jóvenes que habían organizado la fiesta tras recaudar el dinero que aportó cada menor.

Pero la diversión se tornó en preocupación cuando un chico de 16 años comenzó a sentirse mal tras la gran cantidad de alcohol que había consumido. El joven quedó semiinconsciente e incluso sufrió convulsiones en la calle, por lo que un hombre llamó al teléfono de emergencias 112 para que el menor recibiera atención médica urgente.

Una patrulla de la Policía Local de Valencia y una ambulancia de Soporte Vital Básico (SVB) se desplazaron al lugar indicado por el testigo, concretamente un padre que había acudido con su vehículo al casal para recoger a su hijo. Los agentes y los sanitarios atendieron al chico y hablaron con sus amigos para preguntarles si había consumido mucho alcohol.

Los policías localizaron por teléfono a los padres del menor para informarles del estado de embriaguez de su hijo, y los progenitores se desplazaron de inmediato a la calle donde los sanitarios atendían al adolescente. Tras las primeras atenciones médicas, el joven empezó a recuperarse y sus padres se tranquilizaron, pero fue trasladado en una ambulancia al Hospital Clínico.

Cuando la Policía Local llegó al casal, los menores ya estaban recogiendo las botellas y vasos para limpiar el local. Los agentes pudieron constatar entonces que los escolares habían consumido alcohol. Además, algunos de ellos lo reconocieron delante de los policías, por lo que estos identificaron a un joven de 21 años, como encargado del casal, para sancionar a la comisión por permitir que bebieran alcohol menores de edad.

La falla también podría ser multada por celebrar en su local un acto que nada tiene que ver con su actividad, ya que los chavales que organizaron la fiesta y participaron en la misma son alumnos de 4º de la ESO de un colegio de Valencia, según informaron fuentes del Ayuntamiento de Valencia.

Siete de cada diez menores consumen alcohol los fines de semana como un modo de ocupar su tiempo de ocio, y los servicios médicos atienden cada año a cerca de 6.000 adolescentes menores de 18 años por comas etílicos o intoxicaciones muy graves, según datos del Observatorio Toxicológico de la Sociedad Española de Urgencias de Pediatría.

Fotos

Vídeos