Una manifestación de taxistas colapsa Valencia

Un momento de la manifestación,ayer, por la calle Colón.
Un momento de la manifestación,ayer, por la calle Colón. / d. torres

La policía cierra el túnel de Blanquerías al mediodía y paradas de la Estación del Norte o del aeropuerto estuvieron desiertas toda la mañana

ÁLEX SERRANO

valencia. Cientos de taxistas se manifestaron ayer por el centro de Valencia en una marcha convocada para protestar contra Uber y Cabify en una jornada en la que además se desarrolló una huelga de 12 horas seguida por el 100% de los taxis de la ciudad. Aquellos que circulaban con servicios mínimos lo hacían sin coste para el cliente.

Por la mañana, la situación estuvo controlada. Era difícil encontrar un taxi por el centro de la ciudad o en prácticamente cualquier punto de la misma, pero no había problemas del tráfico. Sin embargo, cuando los taxistas acudieron a Blanquerías para una manifestación por el centro para protestar por las licencias VTC (Uber y Cabify, principalmente), la situación prácticamente se descontroló.

Entre las 12.30 y las 14 horas, la manifestación discurrió por el norte de Ciutat Vella, lo que desembocó en el colapso de la marginal derecha del río y en el cierre obligado del túnel de Blanquerías para evitar atascos aún más grandes que los que se vivían en el momento. La Policía Local de Valencia avisó, durante toda la mañana, a través de las redes sociales de los puntos que iban quedando abiertos al tráfico, de los que cerraban y de aquellos en los que se circulaba con dificultad. La manifestación discurrió con normalidad y sin incidentes por el centro de la ciudad, más allá de las afecciones al tráfico que provocó la marcha lenta de los taxistas, que se desarrolló durante un par de horas.

Y es que durante todo el día fue complicado encontrar un taxi en la ciudad. Las paradas de la Estación del Norte, el aeropuerto o la calle Colón estaban desiertas, lo que complicó el acceso a la ciudad para miles de personas, sobre todo para aquellas que aterrizaban en Manises. En varios puntos de la ciudad había piquetes informativos en los que se indicaba a taxistas y usuarios los motivos de la huelga.

Los paros de ayer se repitieron en otras ciudades de España, aunque en algunas como Madrid hubo asociaciones, la Asociación Gremial de Auto Taxi, que se desenmarcaron de la misma y trabajaron con normalidad. La huelga se convocó el pasado 6 de abril en el primer congreso nacional del taxi que se celebró en Madrid para protestar por las licencias otorgadas a empresas como Uber o Cabify que en opinión de los taxistas les hacen competencia desleal.

Fotos

Vídeos