Malos olores por el robo de piezas del alcantarillado

Mampel recordó la situación vivida durante mucho tiempo en el barrio por el robo de piezas metálicas del alcantarillado. «Los malos olores eran más fuertes y eso también favorecía la salida de insectos y ratas». La solución del Ayuntamiento fue la reposición de piezas construidas de plástico para que no fueran sustraidas, aunque esta práctica es generalizada en Ciutat Vella. «Roban de todo, como los canalones de los desagües y algunas trapas de los imbornales», indicó. El modelo para el centro es precisamente antiolores.

Fotos

Vídeos