La mayor fuente del Parque Central tendrá una bancada de 289 metros

La fuente en construcción, junto a la nave que se destinará a un polideportivo. / valencia parque central

Los 135 surtidores podrán funcionar con poca presión para que jueguen los niños o llegar a cinco metros de altura en el modo espectáculo

P. MORENOVALENCIA.

La primera fase del Parque Central abrirá sus puertas las próximas Fallas y entre los elementos más llamativos, seguro que a los visitantes les sorprende una lámina de agua junto a la nave más grande, la que se destinará para un polideportivo. Y no es para menos porque la longitud de la fuente es similar a la de un crucero de gran capacidad. Con 289 metros lineales de bancada a ambos lados, tendrá un centenar de surtidores y será la mayor de toda la zona verde. La lámina forma un conjunto con otra fuente más pequeña ubicada justo a su extremo sur. Su diseño ha sido concebido con sistemas de depuración, ahorro de agua y consumo eléctrico. La principal tendrá 105 chorros de agua, mientras que la secundaria albergará 30 surtidores.

La bancada se ha dispuesto a ambos lados, tanto al oeste, en el lado de las vías, como al este, junto a la nave ferroviaria que ha sido rehabilitada. La lámina de agua tendrá un espesor de siete milímetros y podrá ser abastecida a través de un canal de alimentación que corre por debajo de una línea de baldosas de granito negro desmontables y antideslizantes. La bancada permitirá que las personas se puedan sentar y contemplar cuando se programen espectáculos de agua y luz.

Las dos fuentes funcionan combinadas en dos diferentes modos. En el interactivo la gente podrá interactuar con los 135 chorros de agua con programas de diferentes secuencias. Por ejemplo, los niños jugarán en el modo chorros de persecución, aunque la altura no será superior a dos metros para reducir el riesgo de accidentes.

La seguridad también se ha tenido en cuenta al utilizar granito antideslizante y en el sistema eléctrico, que cumple con la normativa de seguridad y funciona con tensión de 24 voltios, potencia que no presenta riesgo humano.

El modo show está destinado a ser un espectáculo de agua y luces que deberá ser observado por los usuarios a una distancia segura y fuera del área en donde se ubican los chorros. El ancho del pasillo entre la fuente y la bancada cercana a la nave tiene 3,60 metros de anchura. En este modo, el ritmo de las escenas será más alto y con juegos como olas y desplazamiento de todo tipo, aprovechando la figura y disposición de la fuente.

Es por este motivo que se ha acondicionado las bancas en los costados de la fuente en donde la gente se puede sentar y observar el espectáculo. Los chorros alcanzarán una altura máxima de cinco metros y la presión será elevada. Se dispondrá de un anemómetro, un sensor del viento, que junto con el software es capaz de gestionar los chorros. El Parque Central tendrá en total cuatro fuentes en esta primera fase, delimitada por la calle Filipinas, Peris y Valero con el paso elevado de Giorgeta y la playas de vías ferroviarias que seguirán en servicio.

Fotos

Vídeos